Un 80% de renovables en 2050


Más claro agua: si gobernantes, empresas, grupos de presión y, también, ciudadanos quisieran, en 2050 se podría cubrir el 80% de la demanda energética mundial con las energías renovables. Se puede. Y eso es lo que demuestra un estudio del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la UNO (IPCC). Bien distinto es que se quiera, que haya disposición a hacer los sacrificios y las inversiones que ello necesitaría.

A esta cifra del 80% de renovables para 2050 (es decir, en menos de treinta años), han llegado más de 120 investigadores que han trabajado con el citado organismo internacional. Además, según sus cálculos, este aumento de las energías renovables podría llegar a suponer una disminución de entre 220 y 560 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente entre 2010 y 2050.

Para llegar a esta situación ideal desde el punto de vista medioambiental y de la lucha contra el cambio climático es esencial que se desarrollen las políticas energéticas públicas correctas para conseguir el objetivo, según este informe del IPCC que ha sido publicado en Abu Dhabi (Arabia Saudí).

En el mejor de los escenarios analizados, estas políticas supondrían un recorte de un tercio de los gases de efecto invernadero (GEI) respecto a las proyecciones actuales y se podría lograr mantener las concentraciones de los GEI en 450 partes por millón. Además, se contribuiría a mantener el aumento de la temperatura global del planeta por debajo de 2 ºC, compromiso que se asumió en la Cumbre del Clima de Cancún, en diciembre de 2010, y que cada vez parece más difícil de cumplir.

El trabajo ha sido titulado “Informe Especial sobre Energías Renovables y Cambio Climático, Mitigación” y consta de unas mil páginas. Se ha presentado en una reunión sobre Cambio Climático que se celebraba en Arabia Saudí, después de ser aprobado por el Grupo de Trabajo III del panel de expertos del IPCC. El copresidente de este Ggupo de Trabajo III, el profesor Ottmar Edenhofer, ha señalado que el desarrollo de las fuentes de energías renovables pueden contribuir al bienestar humano, a lograr un suministro energético sostenible y a la estabilización del clima. No es imposible llegar a esa situación, aunque, según sus propias palabras, sí es “técnica y políticamente muy ambicioso”. Es una manera suave de decir que no va a ocurrir. Otros intereses tienen mucho más peso que el cuidado por el planeta.

La importancia de los países en desarrollo

Los responsables del estudio han querido señalar que combatir el cambio climático mediante las renovables no depende de la disponibilidad de los recursos sino de que las políticas públicas se encaminen a expandir el desarrollo de este tipo de energía. Por tanto, los países en desarrollo tienen una importante participación en este sentido, ya que en ellos viven 1.400 millones de personas sin acceso a la electricidad en la actualidad, pero que la demandan: es ahí, precisamente, donde se dan las mejores condiciones para la implantación de las energías renovables.

El IPCC, con este informe, señala la información más relevante y valiosa para facilitar a todo el mundo, con una evaluación científica, el potencial de las fuentes de energía renovables para mitigar el cambio climático. El documento puede y debe servir como una base sólida para los encargados de hacer las políticas con el objetivo de afrontar el mayor reto del siglo XXI.

El informe presentado en Abu Dhabi ha sido aprobado por representantes de 194 países que han examinado el nivel de penetración actual de seis tecnologías renovables y su posible desarrollo en las próximas décadas, esto es, la bioenergía (cultivos energéticos, forestales, agrícolas y residuos animales y los llamados biocombustibles de segunda generación), la energía solar (tanto la fotovoltaica como la de concentración), la energía geotérmica, la hidráulica (incluida la ejecución del río, en secuencia o los proyectos de represas con reservas), la energía proveniente del océano y la energía eólica (en la que se incluye también la marina).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *