Ya no se habla de cambio climático


Otras cuestiones han relegado al olvido de la opinión pública el reto más importante al que se enfrenta la humanidad: detener el cambio climático antes de que sea demasiado tarde. Al menos, así ocurre en Estados Unidos, según muestra un estudio elaborado por Robert Brulle, profesor de Sociología y Medio Ambiente en la Universidad Drexel de Filadelfia.

El bajo nivel de preocupación de los estadounidenses sobre el problema climático mundial, según el estudio, se debe a la influencia de los dirigentes políticos y los grupos de presión. Es más, la opinión pública seguirá dividida (entre los escépticos y los que creen que el ser humano es responsable del cambio climático) mientras los políticos (y sus voceros en los medios) envíen mensajes contradictorios sobre el tema.

Brulle y sus colegas han analizado los datos de 74 encuestas nacionales realizadas entre enero de 2002 y diciembre de 2010. Se preguntaba a los encuestados (más de 80.000) qué nivel de amenaza sentían ante el cambio climático, el calentamiento global o el efecto invernadero.

Los resultados de la encuesta está estrechamente relacionada con el número de noticias sobre el tema. Para ello, se analizaron los principales noticiarios televisivos de Estados Unidos emitidos por la noche, los de las cadenas NBC, CBS y ABC.

El último año hubo un total de 14 noticias, con un total de 32 minutos y 20 segundos de cobertura mediática en las tres cadenas mencionadas. En cambio, el año anterior, fueron 32 noticias con 90 minutos y 28 segundos de cobertura y, en 2007, cuando más se hablaba de cambio climático, hubo 147 espacios y más de 386 minutos de cobertura.

Según los responsables del estudio hay tres grandes factores, por lo tanto, por los que el público estadounidense ha dejado de hablar sobre el cambio climático:

    1. Unos responsables políticos a los que interesa poco o nada el tema. La administración presidida por Obama no ha debatido la cuestión en profundidad.
    2. El interés por otras cuestiones, como el desempleo y, en general, los asuntos económicos.
    3. No han existido cambios significativos en la política.

Dejar de hablar sobre el cambio climático y sus terribles consecuencias es el primer paso que nos llevará al fracaso en su lucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *