Accidente de un avión en la Antártida del equipo científico italiano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Una avioneta del equipo de investigación polar de Italia se ha estrellado en una región remota y montañosa de la Antártida. El avión iba desde el Polo Sur hasta una estación de investigación a unos 1.500 kilómetros de distancia. Según la Agencia Nacional Italiana para las Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Económico Sostenible, que gestiona la logística para las investigaciones en la Antártida, en el avión viajaban dos pilotos y un mecánico, todos canadienses.

El avión salió de la estación Amundsen-Scott, estadounidense, en el Polo Sur, hacia la base Mario Zucchelli, en la Bahía de Terra Nova, para llevar material para desarrollar la investigación geológica, biológica y física de la atmósfera. El transmisor de emergencia del avión emitió un aviso.

El aviso señala que el avión estará en el extremo norte de la Cordillera de la Reina Alejandra, a unos 750 kilómetros del Polo Sur. El avión es propiedad y está operado por la compañía canadiense Kenn Borek Air Ltd.

Un avión de Estados Unidos fue enviado al lugar del accidente, pero fue incapaz de establecer contacto por radio con el Twin Otter. La climatología no ayudaba. Una densa capa de nubes bajas impedía ver a las personas a bordo del avión. Más tarde, otro avión dio vueltas por encima del lugar del accidente, pero no encontró nada y tuvo que retirarse.


Michael Flyger, portavoz del Centro de Coordinación de Rescate de Nueva Zelanda en Wellington y responsable de las operaciones de búsqueda y rescate, ha comentado que no saben si alguno de los tres miembros de la tripulación ha sobrevivido.

Avión preparado para accidentes

El tiempo en el lugar del accidente, a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar, es extremo, con vientos de hasta 170 km/h y una densa nube a unos 7.000 metros de altitud que deja espesa nieve. De momento, un avión DC-3 volverá al lugar del accidente a ver si localiza el avión siniestrado. Cuando mejore el tiempo, se podrán mandar helicópteros o aviones más pequeños.

Si los miembros de la tripulación sobrevivieron al accidente, hay bastantes probabilidades de que aguanten hasta que llegue el rescate, ya que el piloto tiene mucha experiencia en viajes por la Antártida. El avión tiene suficiente comida y agua para cinco días, trajes especiales para tres personas y una tienda de campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *