Aqua alta, Venecia inundada en un 70%


El mal tiempo y las inundaciones han dejado sumergida casi dos tercios de la famosa ciudad de los canales. La crecida de la marea en Venecia es un fenómeno que se conoce, en italiano, como acqua alta (agua alta). El pasado domingo se alcanzó un metro y medio sobre el nivel del mar. Todo el norte del país se encuentra en estado de alerta por las intensas lluvias y tormentas.

El centro de mareas del Ayuntamiento de Venecia informó que, tras ese nivel de metro y medio, el agua comenzaría a retirarse poco a poco. Sin embargo, también precisó que el viento de Siroco ralentizaba el proceso.

En fin, tanto los visitantes como los habitantes de la ciudad italiana no tuvieron otro remedio que calzarse calzado impermeable si querían salir a las calles y a los canales de la capital del Véneto. Y, ante todo, mucha calma, ya que nunca sabes dónde acabará tu pie, tu pierna y, detrás, todo tu cuerpo. Se produce algún que otro chapuzón inesperado.

Hasta ahora, la cifra récord de crecimiento del agua se produjo en 1966, cuando se alcanzó un nivel de subida de 194 centímetros. El acqua alta es un fenómeno que ocurre con frecuencia en la ciudad de Venecia, en especial, en primavera. Las zonas más bajas de la ciudad son las más susceptibles de sufrir inundaciones. Pero, en los casos más graves puede llegar a afectar hasta al 96% de la ciudad.

La Plaza San Marcos, uno de los lugares emblemáticos de la ciudad, visitada por millones de turistas cada año, es uno de los puntos más bajos de Venecia y, por tanto, es una zona que se inunda con frecuencia.

Un fenómeno cada vez más frecuente y severo

El ayuntamiento de Venecia desarrolla algunas iniciativas para garantizar que las actividades de la ciudad continúen a pesar de la inundación. Se colocan pasarelas elevadas para la circulación de los peatones (aunque, con todo, siempre es aconsejable calzar botas de goma impermeables). En todo caso, algunas casas y negocios han de ser evacuados. Según el centro de investigación Coses en Venecia, las inundaciones cuestan a la ciudad más de cinco millones de euros por las horas no trabajadas.

La frecuencia y severidad de las inundaciones ha ido en aumento a lo largo de las últimas décadas. El acqua alta se ha incrementado de menos de diez veces por año a más de sesenta veces por año. También ha aumentado la severidad del fenómeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *