Aumentan las emisiones, nos acercamos al incremento de 2 ºC


Las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) aumentaron en un 3% el año pasado, alcanzando un máximo histórico de 34 millones de toneladas. En China, el promedio per cápita de emisiones de CO2 aumentó un 9%, hasta las 7,2 toneladas. Teniendo en cuenta un margen de incertidumbre de 10%, esto es similar a las emisiones per cápita de toda la Unión Europea.

Los cinco países y regiones que mayor cantidad de carbono emiten son China (29%), Estados Unidos (16%), la Unión Europea de los 27 (11%), India (6%) y Rusia (5%). Luego, Japón (4%). Las cifras no incluyen las emisiones procedentes de la quema de biomasa, tales como los incendios forestales.

Por tanto, las emisiones mundiales continúan la tendencia histórica de crecimiento en 2011. En un primer momento, parece sorprendente, ya que muchos de estos países pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), países que tratan de llevar a cabo acciones para disminuir las emisiones de CO2: en la Unión Europea han disminuido un 3%, en los Estados Unidos, un 2% y, en Japón, un 2%.

Sin embargo, hay que señalar que las causas no siempre han sido acciones realizadas de forma directa con ese objetivo de reducir las emisiones. Por ejemplo, ha tenido mucho que ver el clima suave del invierno en varios países y las subidas en el precio del petróleo.

Las emisiones de CO2 de los países de la OCDE representan, en la actualidad, sólo un tercio de las emisiones mundiales, que es la misma proporción que las de China e India sumadas, cuyas emisiones aumentaron un 9% y 6%, respectivamente, en 2011.

Estas estimaciones han sido calculadas por dos agencias europeas, la PBL Netherlands Environmental Assessment Agency (PBL) y la European Commission’s Joint Research Centre (JRC). El cálculo se ha hecho según datos de consumo energético desde 2009 hasta 2011, publicados recientemente por la petrolera británica BP. Los cálculos han tenido en cuenta también datos de producción de cemento, cal, amoniaco y acero, así como las emisiones por país, entre 1970 y 2008.

En 2011, el promedio de emisiones de CO2 per cápita de China aumentó un 9%. China, el país más poblado del mundo, se ha instalado en un rango similar al de los principales países industrializados. En comparación, en 2011, Estados Unidos seguía siendo uno de los mayores emisores de CO2, con 17,3 toneladas en las emisiones per cápita, después de una fuerte caída causada principalmente por la recesión de 2008-2009, los altos precios del petróleo debido a los impuestos al combustible y una mayor producción y uso de gas natural.

Estados Unidos: fractura hidráulica y gas natural

Los niveles de las emisiones globales de CO2 procedentes de la quema de gas utilizadas en la producción de petróleo, que han disminuido un 25% desde 2003, no cambiaron significativamente en 2011. Más o menos equivaldría al total de emisiones de CO2 en España. Sin embargo, las emisiones de quema en Estados Unidos aumentan hasta un 50% en 2011. La principal causa de este incremento en el uso de la fractura hidráulica para la producción de petróleo y su posterior quema. Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor de gas natural en el mundo.

Desde el año 2000, se estima que se han emitido unos 420 millones de toneladas de CO2 de forma acumulativa debido a actividades humanas. Los expertos científicos avisan que un aumento de la temperatura media del planeta de 2 ºC sería catastrófico.

Si el actual aumento global de las emisiones de CO2 continúa, las emisiones acumuladas seguirán aumentando en las dos próximas décadas y ese punto límite de aumento de 2 ºC se sobrepasará. Nos acercamos a una catástrofe global y no hacemos nada por remediarlo.

La cuota de las energías renovables (excluyendo la energía hidroeléctrica), como la energía solar y la eólica y los biocombustibles, está aumentando a una gran velocidad. Esto puede significar que se evita la emisión de 0,8 millones de toneladas de CO2 en 2011. Pero quizá no sea suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *