Australia culpa oficialmente del terrible verano al cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ante el cambio climático sólo caben dos opciones: reconocer que está ocurriendo y tratar de mitigar sus efectos y adaptarse a las condiciones cambiantes o cerrar los ojos ante la realidad y quedarse de brazos cruzados. El Gobierno de Australia ha decidido optar por lo primero y ha culpado oficialmente al cambio climático de los incendios forestales, las olas de calor y las inundaciones que han asolado el continente durante los últimos meses, durante el verano del hemisferio sur.

De hecho, ha comenzado a llamar a este verano The Angry Summer (el verano enfadado). En todo el país, se produjeron 123 registros meteorológicos que fueron récord de altas temperaturas, según datos de la Comisión del Clima del Gobierno federal.

El 7 de enero se produjo uno de esos récords, sobrepasando los 40 ºC en gran parte del continente. Además, las lluvias extremas afectaron varias zonas de los estados de Queensland y Nueva Gales del Sur a finales de ese mismo mes, cuando cayeron más de 680 mm de lluvia en tan sólo 24 horas. También los incendios forestales marcaron un récord, produciéndose hasta 40.

Australia, un país de extremos

Australia siempre ha sido un país de extremos, ha dicho el presidente de la Comisión del Clima, pero las cosas se están volviendo más extremas. Y ha añadido que es lo que los científicos que estudian el clima llevan avisando desde hace décadas. Muchos no les querían oír. Australia ha abierto los ojos de golpe. En Estados Unidos, tras el huracán Sandy, ocurre algo parecido.


Algunas de las conclusiones de la Comisión del Clima de Australia son las siguientes:

  • El verano australiano de 2012-2013 ha estado definido por fenómenos meteorológicos extremos, incluyendo un calor sin precedentes, incendios forestales severos, lluvias extremas e inundaciones.
  • El tiempo en general y los eventos climáticos extremos en particular son causados e influenciados por el cambio climático. El sistema climático es más cálido y más húmedo de lo que era hace cincuenta años, lo que influye en la naturaleza, el impacto y la intensidad de los eventos climáticos extremos.
  • El último verano ha demostrado que el cambio climático afecta negativamente a los australianos. Se producen impactos en las personas, en las propiedades y en el medio ambiente. Hay que prepararse ante todo ello.
  • Es muy probable que el calor extremo será cada vez más frecuente y dañino en Australia (y en todo el mundo). Las decisiones que se tomen en esta década determinará la influencia de los eventos climáticos extremos para nuestros nietos.

1 comentario

  1. Estos Gobiernos como Australia Subditos de Inglaterra siempre han apoyado las politicas neoliberales y por consiguiente las politicas del mercado. Esto no les hace ver las causas del cambio climatico y por lo tanto contribuyen al incremento y el desbalance natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *