Bodegas Ochoa calcula su huella de carbono


Bodegas Ochoa será la primera bodega de la Denominación de Origen Navarra en calcular su huella de carbono. Lo hará a través de Huellacero. La empresa navarra cumple así con uno de los objetivos medioambientales que se había marcado y sirve como ejemplo del compromiso del sector vitivinícola en la lucha contra el cambio climático.

Siguiendo el análisis y las recomendaciones establecidas por Huellacero, Bodegas Ochoa va a compensar las emisiones derivadas de su actividad. Así, ha decidido hacerlo plantando olivos en sus propios terrenos.

Fundación Cesefor y Agresta S. Coop. han unido sus conocimientos de contabilidad de carbono y mejora del medio para crear la iniciativa Huellacero, que certifica el cálculo, la reducción y la compensación de las emisiones de dióxido de carbono que las empresas generan con su actividad. Además, huellacero es una certificación de huella de carbono dirigida también a organizadores de eventos tales como congresos, ferias y jornadas que, comprometidos con el medio ambiente, quieran compensar las emisiones de CO2 asociadas a esos eventos.

El objetivo final, además de ejercer la responsabilidad ambiental, es la mejora del medio natural a través de proyectos forestales. Huellacero propone un paso adelante para las empresas en su compromiso de lucha contra el cambio climático a la vez que se mejora el medio en el ámbito local. Así, los proyectos de compensación están en las cercanías, son visibles, una característica que dota de más valor a la acción. No se compensan las emisiones con lejanos e intangibles proyectos a miles de kilómetros de distancia, sino que se ubican allí donde se pueda comprobar su evolución. Se puede ver ese árbol crecer.

Las empresas y organizadores de eventos interesados en calcular, reducir y compensar su huella de carbono, pueden contactar con los desarrolladores del proyecto a través de su web. Además, se ofrece información sobre entidades que, comprometidas con el medio ambiente, ya se han lanzado a poner en marcha este sistema de compensación de emisiones CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *