Cambio climático, economía, política y medios de comunicación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si se quiere luchar de manera efectiva contra el cambio climático hay que ir a la raíz del asunto, en otras palabras, darle la importancia que merece. La campaña por la presidencia del Partido Republicano que se está disputando actualmente en Estados Unidos es un claro ejemplo de que el problema climático no tiene la importancia que se merece entre los políticos: en los debates celebrados sólo se ha mencionado una vez el tema del cambio climático.

¿Por qué los políticos no hablan del mayor problema al que se enfrenta la humanidad en la actualidad? Porque prefieren mencionar otro problema que también preocupa a los ciudadanos: la crisis económica. Pero ¿los ciudadanos se preocupan porque los políticos (y los medios) hablan constantemente del asunto o es al revés?

En realidad, la cuestión carece de interés. El desarrollo económico y la creación de empleo no son incompatibles con la lucha contra el cambio climático. De hecho, son necesarios. Se trata de realizar políticas que aborden ambos problemas. Puede hacerse. Y esto es algo que se debería tener muy claro.

El problema está es que ambos asuntos son muy diferentes en la perspectiva temporal. Los asuntos meramente económicos afectan ya, ahora, al día a día, a pagar las necesidades básicas hoy, mientras que el cambio climático tiene unos efectos perjudiciales a largo plazo. Sí, se producen desastres naturales (muchas veces, en países lejanos) y algunos ciudadanos no lo ven como un problema que les vaya afectar en su vida. Pero, lo hará, les afectará gravemente (a sus descendientes, al menos) y, para entonces, ya no habrá solución. Es un problema de perspectiva, de visión de futuro.

Con todo, una reciente encuesta de Rasmussen señala que la preocupación por el cambio climático se encuentra en su nivel más alto en muchos años. Así que, definitivamente, los ciudadanos van por delante de los políticos (ninguna sorpresa en esto). Señorías, escuchen al pueblo, hay que enfrentarse al gran problema del cambio climático, así que inclúyanlo en sus agendas políticas.

Por su parte, los medios de comunicación tampoco ayudan mucho. En el Reino Unido, por ejemplo, las noticias relacionadas con el clima en 2011 han disminuido respecto al año anterior. Otras noticias venden más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *