Conociendo la bioeconomía y sus beneficios



corazon-en-un-arbol
La bioeconomía lleva mucho tiempo entre nosotros, aunque da la sensación de que no acaba de consolidarse en la sociedad española pese a que es una oportunidad y una necesidad que hay que abrazar. Los recursos de origen biológico son el futuro y de eso se están dando cuenta cada vez más empresas.

Los recursos no renovables y de origen fósil no pueden marcar el camino a seguir. Hay que acabar con la dependencia que existe para no dañar más el medio ambiente, ya que son los principales responsables de que el proceso de cambio climático avance demasiado rápido.

Recursos renovables que generan riqueza

En España deberíamos considerar la bioeconomía como uno de los pilares del crecimiento económico. Algunos de los recursos renovables están en nuestras fronteras, motivo por el cual hay que invertir en ciencia y tecnología con el objetivo de producir y transformar esos recursos para retroalimentar un proceso que solo puede aportar beneficios a todos los niveles.

campo-con-parque-eolico

Sectores que apuestan por la bioeconomía

No son pocos los sectores que están implicados. Según los Indicadores del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), el valor añadido bruto de un año como 2012 o 2013 se deja notar:

– Sector agrario: 21.707 millones de euros

– Sector de la pesca: 1.047 millones de euros

– Sector de la industria alimentaria: 28.448 millones de euros

– Sector de la silvicultura y explotación forestal: 5.936 millones de euros

A todo esto hay que añadir otros datos, como por ejemplo el que nos dice que 2.831 empresas del sector biotecnológico que emplean a 172.939 trabajadores estuvieron implicadas, mientras que en el sector de la producción y transformación de biomasa hay unas 170 empresas trabajando en la generación de energía y bioproductos.

Es evidente que entre esos sectores se crean cadenas de valor que conectan la producción y la transformación de productos primarios con la actividad industrial. Es más, incluso otros sectores como el químico, el papelero o el energético también pueden participar desarrollando biorrefinerías y bioprocesos.

jardin-vertical

Muchos proyectos en marcha, pero todavía sin una estrategia propia

Afortunadamente, en España la bioeconomía no ha caído en el olvido gracias a Organismos públicos de investigación y universidades, que junto a los Centros Tecnológicos públicos y privados trabajan codo con codo para mantener activos proyectos de investigación en las áreas relacionadas con la bioeconomía.

En 2015, según la información suministrada por la Dirección General de Investigación Científica y Técnica de la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación (SEIDI) y por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), había en marcha hasta 2.780 proyectos sobre bioeconomía.

La inversión pública no deja de crecer y ahora solo falta dar un paso a nivel estatal. De hecho, la Unión Europea publicó su Estrategia de Bioeconomía en 2012 y varios países de la zona (además de Rusia o Estados Unidos) ya tienen sus propias estrategias. España no puede dejar pasar más tiempo porque se puede quedar muy atrás en este sector estratégico.

#CoñecementoParaTodos

La falta de información es un problema que nos lleva a creer en falsos mitos. En temas como la bioeconomía, el cambio climático o las energías renovables es bastante habitual escuchar a gente opinando en base a información que no ha sido contrastada. Afortunadamente, #CoñecementoParaTodos es un movimiento puesto en marcha por un grupo de personas con amplia base científica que trata de acabar con esas falsas creencias para que al ciudadano le llegue información que ha sido verificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *