Chasing Ice, documental sobre el deshielo


Chasing Ice (persiguiendo el hielo) es una película documental que trata el asunto del cambio climático desde una perspectiva original y, sobre todo, muy visual. El responsable es un joven director llamado Jeff Orlowski. En su película, se pueden ver las regiones heladas del planeta transmitiendo calma y tranquilidad.

La mayoría de los documentales sobre le cambio climático tienden a dar una imagen catastrofista del asunto (algo normal, por otra parte). Chasing Ice es diferente, en este sentido. Cuenta una historia personal y no exenta de sentido del humor sobre algunas personas que luchan para actuar sobre el grave problema global.

El protagonista de la película es James Balog, fotógrafo de National Geographic. Este fotógrafo trata de conseguir las imágenes más bellas del deshielo (y también del hielo) ubicando cámaras de alta tecnología en lugares de todo el mundo estratégicamente elegidos.

Al principio del rodaje, Balog tenía cierto escepticismo sobre la gravedad del asunto. Sin embargo, a medida que el documental avanzaba, conoció mejor el fenómeno y fue transformado su opinión. Ahora, Balog trata de capturar y preservar los glaciares del planeta en sus cámaras, en imágenes que, en el peor de los casos, dentro de algunas décadas, sólo se podrán ver ahí, en las fotografías, porque el hielo habrá desaparecido.


Ver Chasing Ice genera emoción, una emoción muy especial, porque nadie muere, como en una película dramática o un documental sobre la guerra. Sin embargo, se percibe la destrucción del planeta, el terrible futuro que nos espera si no actuamos.

Time-lapse

Hay algunos espectaculares imágenes recogidas con la cada vez más habitual técnica del time-lapse que revelan cómo el dramático deshielo avanza inexorable. Es una trama lenta, como el propio drama que refleja. Y tiene su propio clímax, cuando la masa de hielo de un glaciar se resquebraja y el equipo del documental está ahí para registrarlo. El sonido que acompaña a estas imágenes es estremecedor: es el sonido del hielo desapareciendo, quizá, para siempre.

La película puede ayudar a comprender mejor el fenómeno del cambio climático y, por consiguiente, a concienciar a más gente del problema. Aquí tenéis el tráiler oficial:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *