Climate Dots: crear y organizar eventos para luchar contra el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Bill McKibben, nacido en 1960, es una de esas personas que sacrifica su vida para mejorar el mundo, un activista irreductible que, en este caso, se ha entregado a la causa de mitigar el cambio climático y de convencer a la gente de la importancia que tiene. Es escritor y periodista especializado en medio ambiente especializado en calentamiento global. La revista Time le calificó como “el mejor periodista sobre ecología del mundo”.

Ha sido uno de los líderes de la organización 350.org. En 2010, McKibben y dicha organización crearon el evento global llamado 10/10/10, que pretendía reunir más de 7.000 manifestaciones en 188 países para protestar por la inacción de los responsables políticos ante al cambio climático.

Uno de sus últimos proyectos como activista es Climate Dots (Conecta los puntos), impulsado por 350.org y que tiene como objetivo crear un movimiento internacional que ayude a solucionar la crisis climática. Un espacio de reunión entre gente que trabaja por un objetivo común: hacer frente al cambio climático en todo el mundo.

La idea es que la plataforma cuente con recursos e información para educar a tu comunidad. Porque la lucha para frenar el calentamiento global tiene que ser de todos y, para ello, hay que informar y educar a todo el mundo.

Efectos reales del cambio climático


En otras palabras, se trata de ser conscientes de que determinados fenómenos se producen por el cambio climático y amenazan el modo de vida de las personas. Un claro ejemplo es el aumento del nivel del mar, que amenaza a los países de baja altitud e islas del Pacífico. En África, el cambio climático provoca terribles sequías y hambrunas.

El deshielo en el Ártico es evidente. Se ha producido un récord del nivel mínimo de hielo marino en 2012. La NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) cree muy posible que el Ártico se quede sin hielo en 2050. Quizá antes. Más aún. Lo que sucede en el Ártico no se queda en el Ártico: el deshielo contribuirá a un clima más extremo en otras latitudes.

Los científicos han concluido que las actividades humanas, en especial, la quema de combustibles fósiles, provoca el calentamiento atmosférico y el aumento del nivel del mar. Y lo hará otros mil años.

¿Qué puedo hacer yo?

Es lo que se pregunta mucha gente, que queda paralizada ante un problema tan enorme. Pero es que precisamente el camino es llevar a cabo acciones locales pequeñas pero efectivas. De este modo, el proyecto Climate Dots funciona como una guía para que cualquier persona pueda desarrollar este tipo de acciones que ayuden a frenar el calentamiento global.

Desde Climate Dots se aconsejan 10 pasos para organizar y desarrollar una acción:

  • Formar un equipo y registrar el evento. Hay que trabajar juntos: es más efectivo y, sobre todo, más divertido. Hay que convencer a amigos, a los líderes de la comunidad o la ciudad, a organizaciones e instituciones, empresas… Es bueno organizar una primera reunión para que todos se conozcan y para comenzar a poner sobre la mesa ideas. Cuando se tenga una idea básica, se debe registrar el evento en el sitio web para que más personas se puedan unir.
  • Definir los objetivos. Puede ser educar o involucrar a un cierto número de personas o pedir una acción climática a un dirigente local.
  • Planificar el evento. En detalle: ¿qué impacto climático se va a combatir?, ¿dónde va a llevarse a cabo la acción?, ¿un lugar accesible en el que se pueda reunir la gente?, ¿un lugar simbólico o muy visible?, ¿cuándo comenzará y terminará la acción?
  • Buscar más gente para participar. Promocionar el evento. Cuanta más gente participe, más repercusión tendrá. Para correr la voz se pueden dar charlas en escuelas, en iglesias o grupos religiosos, colocar carteles por el barrio, enviar correos electrónicos, hacer anuncios en la radio local, etc.
  • Planificar los detalles del día del evento. Pensar en los asuntos básicos de logística, como permisos, horarios, invitados (si los hay), si hay una manifestación, facilitar la labor de los fotógrafos, si hay un concierto o una charla, preparar el sonido, el escenarios y el equipo técnico, si es necesario contar con baños…
  • Invitar a los líderes. Se pueden enviar las invitaciones por correo electrónico y un recordatorio unos días antes del comienzo. Es mejor hacerlo con tiempo, ya que tienen apretadas agendas.
  • Ser creativo. Hay que tener en cuenta que la acción es local, pero el objetivo es global: hay muchas acciones por todo el mundo.
  • Invitar a la prensa. Una semana antes del evento, enviar una nota de prensa y, después, una llamada para confirmar que lo han recibido. El día del evento es conveniente enviar un comunicado de prensa.
  • ¡Conecta los puntos! El gran día. Se lleva a cabo la acción. Las personas que vayan a hablar (en público o con la prensa) tienen que tener claro los mensajes clave que se quieren transmitir. Hay que documentar todo con fotos y vídeos. La idea es que la web del proyecto se vaya llenando con información de estos eventos.
  • Contar cómo fue y tratar de conectar otro punto climático. Evaluar cómo fue y aprender. El siguiente evento será mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *