Comer pescado ayuda a combatir el cambio climático

pescado-cambio-climatico
En más de una ocasión, hemos hablado de que el cambio climático va a tener una incidencia directa en la producción agrícola y ganadera y, en consecuencia, en la alimentación. Sin embargo, esta afección puede verse mermada en función de la dieta alimenticia que se siga. Y es que, ahora, se ha puesto de manifiesto que comer pescados y mariscos puede ayudar a combatir el cambio climático.

El estudio

La clave de esta nueva relación entre alimentación y cambio climático está en que la ingesta de proteínas procedentes de alimentos pesqueros como pescados y mariscos permitirá mantener el nivel objetivo de calentamiento global de planeta por debajo de los dos grados centígrados.

Esta conclusión se extrae del estudio realizado por el Instituto de los Recursos Mundiales (WRI1) en el que se realiza un análisis del crecimiento previsto de la población para el año 2050 –se estima entre 2.500 y 3.000 millones de personas-, y el impacto en la atmósfera que tendrá la producción de alimentos que se necesitará para alimentar a este volumen poblacional.

Este aumento de la población –el estudio también tiene en cuenta las tendencias en proporciones y tipologías de dietas-, hará que sea necesario incrementar la producción de alimentos en un 56%.

pescado-cambio-climatico
Esto hará que haya que dedicar 593 millones de hectáreas a esta actividad, teniendo en cuenta la cantidad de calorías que proceden del entorno agrícola. Esta actividad generaría una brecha de 11 gigatones de emisiones de gases de efecto invernadero, teniendo en cuenta las que producirán los productos agrícolas en el año 2050.

Los efectos aún serán mayores porque la agricultura ocupa el 50% aproximadamente de la tierra fértil del planeta, consumiendo más del 90% del agua dulce.

Cambios en la dieta

Esto hace que se planteen cambios en la dieta con el fin de alimentar a la población y generar un menor impacto. De ahí, la importancia de la proteína de pescado y mariscos. En concreto, el estudio apunta a que alimentos como el mejillón y las ostras serán los mejores porque filtran el agua, mejoran el hábitat, se cultivan en el mar y eliminan emisiones de carbono del medio ambiente.

Artículos relacionados:

Los alimentos que dejarás de comer por el cambio climático

El arroz ayuda a reducir la contaminación del aire en las ciudades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *