El agujero de ozono puede acelerar el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El agujero de ozono de la Antártida cambia la manera en la que circulan las aguas de los océanos del sur, un fenómeno que influye en el cambio climático, y no precisamente para bien. Según una investigación, la transformación puede tener un impacto sobre el cambio climático al alterar la cantidad de CO2 en la atmósfera.

Han sido científicos de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, los que han conseguido demostrar que este hecho trastoca los mares. En concreto, las denominadas aguas subtropicales intermedias en los océanos del sur se han hecho “más jóvenes”, ocurriendo lo contrario en las aguas circumpolares, “más viejas” a consecuencia del fortalecimiento de los vientos superficiales por la desaparición de la capa de ozono.

“Esto es importante porque los océanos del sur son claves en la absorción de calor y CO2, por lo que los cambios en la circulación oceánica del sur podrían cambiar el clima global”, afirma el director de la investigación, Darryn W. Wagugh.

El aerosol CFC-12

El estudio equipo basa sus conclusiones en la medición del clorofluorocarbono-12 o CFC-12 en los océanos del sur, un compuesto químico presente en aerosoles cosméticos, refrigerantes y sistemas de aire acondicionado desde su creación en 1930, y cuya concentración aumentó hasta 1990, año en el que fue prohibido.

Los cambios sufridos en la atmósfera durante su uso y su posterior control permitieron hacer un seguimiento de los movimientos de las aguas estudiadas, concluyendo que cuanto mayor era la concentración de CFC-12 en lo más profundo en el océano, más recientemente esas aguas se encuentran en la superficie.

Los cambios de la edad deducidas, es decir, más jóvenes en el subtrópico y viejas más cerca del Polo Sur, coinciden con el aumento de los vientos de superficie que se observaron en el oeste. Precisamente, estos vientos se han producido por el agujero de ozono sobre la Antártida. Y es así como se llega a la conclusión final que titula el post, lo que significa que si adelgaza la capa de ozono se producen cambios en los vientos oceánicos y ello incluye en el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *