El calentamiento global está provocando más huracanes


Los datos proporcionados por las mareas han permitido a los científicos relacionar la frecuencia y la intensidad de las tormentas y huracanes con el aumento de la temperatura.

Las evidencias encontradas al respecto apoyan la idea sustentada por un sector de la ciencia de que el calentamiento global provoca huracanes con mayor frecuencia, y qué estos son más virulentos que antes.

Así pues, los cambios rápidos producidos en el nivel del mar por tormentas fueron monitoreados a través de mareógrafos, y su ánalisis permitió concluir que había una relación significativa entre la frecuencia e intensidad de las tormentas tropicales y el aumento de las temperaturas anuales.

El estudio se ha realizado desde que se tienen registros de marea, en 1923. Durante esos 90 años, se halló que si la temperatura media global había aumentado o,7 grados centígrados, los huracanes extremos, como el de Katrina, ocurrido en 2005, multiplicaban por dos la probabilidad de producirse, ya fueran años cálidos como fríos.

Lo que los científicos no han podido demostrar ha sido que el cambio climático provoque huracanes más grandes, sobre todo porque el estudio se ha centrado en buscar asociaciones entre otros datos. Concretamente, las que que pudiera haber entre el calentamiento global y el calentamiento de los mares y la mayor frecuencia de huracanes devastadores. Queda, por lo tanto, todavía por saber si ese aumento de temperaturas planetario provoca una mayor intensidad de las tormentas tropicales.

Además, los científicos responsables del estudio lamentan que no hubiera datos anteriores disponibles, pues ello obstaculiza la investigación y relativiza bastante más los resultados. Entre los últimos huracanes más destructores podemos citar Wilma (2005), el huracán más intenso estudiado, Katrina (2005), el más costoso de la historia, o Gilbert (1988), el segundo huracán más intenso observado en el Atlántico que acabó con la vida de 433 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *