El cambio climático afecta a la transparencia de los lagos de la Patagonia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (Inibioma), en Argentina, ha publicado en la revista Global Change Biology un estudio que analiza los efectos del derretimiento de los glaciares sobre las especies que habitan los lagos. Los científicos han analizado el lago Mascardi, en el Parque Nacional Nahuel Huapi, un lago alimentado por el glaciar Manso, del Cerro Tronador.

Dicho lago es muy útil para la investigación por su forma de uve. Uno de sus brazos es alimentado por el río Manso superior, que nace en el propio glaciar, mientras que el otro brazo está alimentado por agua limpia de vertiente del Cerro Catedral y un vértice por el que desemboca el lago hacia el río Manso medio. De este modo, los investigadores pudieron analizar las aguas de ambos brazos y compararlas.

El agua que proviene de los glaciares lleva grandes cantidades de sedimentos, partículas suspendidas en el agua que, según las diferentes proporciones de luz y nutrientes, afectan a las especies lacustres (que viven en el lago). Estas especies sobreviven gracias a tres elementos: carbono, nitrógeno y fósforo.

El fósforo se encuentra en los propios seres vivos. El carbono, por su parte, es fijado por el fitoplancton al realizar el proceso de fotosíntesis. Los investigadores analizaron estas especies que habitan las aguas del lago, cada una con sus diferentes necesidades. En aguas más claras, donde la luz solar penetra más, viven las especies que necesitan más carbono, mientras que en las aguas con más sedimento del glaciar viven las que requieren más fósforo para sobrevivir y desarrollarse.

Las especies que necesitan más luz se verán favorecidas


En concreto, analizaron dos especies: la Boeckella gracilipes, que necesita poca cantidad de fósforo, pero una gran incidencia de luz solar, y la Daphnia commutata, que requiere mucha cantidad de fósforo y habituada a aguas con menos luz. Después de dos años de análisis del agua de lago, los investigadores confirmaron la distribución de ambas especies.

Los glaciares se derriten, de modo que los lagos reciben sedimentos. Por tanto, las especies que requieren fósforo y no tanta luz se verán favorecidas. Pero, cuando los glaciares desaparezcan, los lagos se tornarán transparentes y cambiarán sus condiciones, beneficiando a las especies que requieren más carbono o, dicho de otra forma, más luz solar.

El calentamiento global derrite los glaciares y, por tanto, a más largo plazo, también contribuye a la transparencia de los lagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *