El cambio climático daña especialmente los glaciares de la Patagonia


Algunas zonas del mundo se verán más afectadas y antes por el cambio climático que otras. Las regiones que tienen hielo y nieve se convierten, sin duda, en donde más se puede apreciar el calentamiento global. Los casquetes polares se derriten a un ritmo nunca visto, así como los glaciares de todo el mundo.

Entre los glaciares más grandes del mundo, se encuentran los de la Patagonia, que cubren una buena zona de dos países: Argentina y Chile. En los últimos años han padecido, junto con otros ubicados en Alaska, los mayores impactos del cambio climático, y se derriten a un ritmo muy preocupante. Así lo ha señalado el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en un informe.

Un informe del organismo fue divulgado en el marco de la conferencia mundial de la ONU sobre cambio climático de Cancún. En el informe se afirma que, entre 1960 y 2003, los glaciares de la Patagonia se han reducido 35 metros, los de Alaska, 25 metros, y los de Asia, unos 10 metros. Así, todos los glaciares, no importa donde se encuentren, pierden masa a gran velocidad. Sólo que algunos aún más rápido que otros. ¿Lo tendrán en cuenta en las negociaciones de Durban?

El PNUMA también ha señalado que desde el principio de la década de 1980 el deshielo en diversas zonas del planeta se ha acelerado. Es una de las causas del aumento de la temperatura global. Según algunos expertos, los glaciares podrían desaparecer de algunas regiones montañosas a finales del siglo XXI.

Hay que señalar que en algunas zonas los glaciares han incrementado su tamaño, debido al aumento de las precipitaciones. Por ejemplo, en el oeste de Noruega y en la Cordillera de Darwin, en Tierra de Fuego, la zona más al sur del continente americano.

Además del aumento de la temperatura, el fenómeno de la disminución del tamaño de los glaciares puede causar una reducción de la disponibilidad de agua en algunas zonas de Asia Central, Chile, Argentina y Perú, donde la lluvia es poco abundante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *