El carbonero común se queda sin orugas para alimentar a sus crías


El carbonero común, un pequeño pájaro de colores vivos, habita buena parte de Europa y Asia. Es una ave muy extendida y sedentaria (no emigra). A pesar de que su población es grande y está extendida por muchísimos países, no está a salvo de la influencia del cambio climático. El sistema climático puede influir en la vida de los animales de manera indirecta y causar su extinción.

La clave está en unas orugas con las que los carboneros comunes alimentan a sus crías. Estas orugas sólo están en esa forma (antes de convertirse en polillas) durante unas semanas. Como la temperatura del planeta aumenta, la metamorfosis, la transformación de oruga a polilla, cada año ocurre antes.

El problema es que el carbonero ha adaptado su ciclo vital al de las orugas y cría cuando se supone que la naturaleza le va a proveer de alimento para sus polluelos. Lo que ahora se preguntan los científicos es si esta ave será capaz de adaptarse al clima y poner huevos antes. La otra posibilidad es que cambien de menú y comiencen a dar a sus crías otros insectos.

El calentamiento global afecta a los animales y a las plantas de una forma que no podemos percibir a simple vista. Parece que todo sigue como siempre, pero no es así. Además, el sistema natural tiene fuertes interdependencias y, a largo plazo, todo el sistema se ve alterado. En este caso, la primera consecuencia parece clara: si los carboneros no se comen las orugas, éstas proliferarán y pueden convertirse en un problema para los bosques, como ya ha está ocurriendo en Canadá, en este caso, por la superpoblación de una especie de escarabajo.

Los animales tendrán que acelerar su adaptación natural

En todo caso, hay que advertir que estos cambios ambientales producidos por el cambio climático están afectando al planeta a una velocidad nunca vista hasta ahora. Por ello, los científicos se preguntan: ¿podrán las plantas y los animales evolucionar tan rápido como va a exigir el cambio climático y evitar así su extinción?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *