El ser humano, culpable del calentamiento oceánico


Por enésima vez, los científicos señalan con el dedo al ser humano como principal causante de los males ambientales. En esta ocasión, también como en casi todas ellas, la acusación es de órdago: el hombre ha jugado un papel dominante en el calentamiento de los océanos en los últimos 50 años a consecuencia de las emisiones de efecto invernadero, sentencian.

De acuerdo con esta investigación, únicamente el calentamiento global que han provocado estas emisiones explicaría el aumento que, a lo largo del siglo pasado, se ha venido detectando en la temperatura de los océanos.

El nuevo estudio lo firma un equipo de científicos internacionales, que con su trabajo aportan una nueva prueba de que los ciclos naturales del clima poco tienen que ver con el calentamiento de las aguas oceánicas. Somos nosotros, la especie humana, la responsable del mismo, así como de los efectos adversos sobre la vida marina y humana que se deriven de ello.

Las mediciones realizadas por los científicos en las aguas superficiales de un total de siete mares, por lo tanto, les ha permitido poder afirmar que el calentamiento es un hecho y que, además, no lo producen procesos naturales sino los gases de efecto invernadero. “Lo hicimos. Se mire como se mire, nosotros lo hicimos. Eso es todo.”, concluye Peter Gleckler, director de la investigación.

Recordemos que las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, está provocando un calentamiento global que eleva las temperaturas del planeta a nivel atmosférico, aumentando la temperatura de los océanos y propiciando el aumento del nivel del mar y el deshielo de los polos. Junto con otros desmanes humanos, como la sobrepesca o la contaminación, este sobrecalentamiento también pone en peligro sus ecosistemas, rompiendo su equilibrio y produciendo desajustes que amenazan especies y hábitats (pérdida de biodiversidad biológica).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *