Foro Ártico de Noruega, debatiendo sobre energía


Más de mil políticos y científicos se congregan en la ciudad noruega de Tromso para debatir temas de energía en el Polo Norte durante una conferencia internacional llamada “Fronteras árticas”. El propio alcalde de Tromso, Jens Johan Hjort, inauguró el encuentro y declaró que esta nueva edición está dedicada a la explotación de la energía en el Ártico, una de las regiones más vulnerables del planeta. Se calcula que, según datos actualizados, cerca del 22% de las reservas mundiales de petróleo y gas se encuentran allí. Así que más vale que se proteja la región (por otra parte, una de las más castigadas por los efectos del cambio climático) si no queremos que las grandes compañías energéticas sigan expoliando el planeta de todos.

Los políticos y científicos reunidos para “Fronteras árticas” debatirán sobre cómo explotar esas reservas sin dañar el medio ambiente (¿es posible?), además de asegurar la seguridad y el medio de vida de los habitantes de esos territorios. ¿Es compatible?

El objetivo principal del foro, que se celebra en una ciudad que los noruegos conocen como la Puerta del Ártico, es proponer medidas para un desarrollo sostenible y seguro en el Ártico, un acuerdo que sea aceptado por todos los países de la zona. La reunión se desarrolla durante una semana en la Universidad de Tromso y cuenta con la participación de representantes oficiales de Noruega, Finlandia, Estados Unidos, Canadá y Rusia.

Los asistentes al foro analizarán temas como las energías renovables, los proyectos petrolíferos de gran envergadura, así como algunos aspectos científicos para el desarrollo de la región o las últimas investigaciones en el ámbito de la energía en el Ártico.

La conferencia internacional de Tromso “Fronteras árticas” celebra su sexta edición y es el mejor escenario de debate regional sobre problemas importantes que se ciernen sobre la economía, la ecología y las investigaciones en el Ártico. Ojalá sirva de algo y los responsables políticos tengan en cuenta las conclusiones a las que se llegue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *