Frío polar en España que puede ir a peor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Se ha constatado que 2011 ha sido el año más cálido en España desde que se tienen registros. Pero ahora ha llegado una ola de frío que, además, puede empeorar. El domingo, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el frío comenzará a remitir y las temperaturas se suavizarán tres o cuatro grados unos días. A partir de ahí, no se sabe qué puede pasar.

Hay dos posibilidades. La primera, que el lunes o el martes se acerque una ola polar marítima, lo que podría aumentar las temperaturas. Pero, la segunda posibilidad es que se repita otra ola polar continental (como la que se sufre ahora) y provoque un nuevo descenso en las temperaturas. Si ocurre esto último, se puede llegar en España a una temperatura históricamente baja, similar a ola de frío de 1956, el peor temporal de la historia, en la que se alcanzaron temperatura mínima de 32 grados bajo cero. Según la Aemet, hay un 60% de probabilidades de que ocurra esto último.

Los efectos del temporal se han notado, hasta ahora, en Cataluña, donde más de 260.000 alumnos se quedaron sin clases, y en Castilla y León, donde se prevén mínimas de -12º C y máximas de entre -3 y -6º C en el Sistema Central de Ávila, Salamanca, Segovia y Soria, así como en la Cordillera Cantábrica de Burgos, León y Palencia, y en la Ibérica de Burgos y Soria.

Por otra parte, varias universidades y el Parlamento catalán suspendieron sus actividades. La nieve cuajó a nivel del mar en algunas zonas de la costa de Barcelona y las otras provincias catalanas, y también en la costa cantábrica. Se cortaron cuatro carreteras, todas en la provincia de Barcelona.

La Generalitat aumentó el nivel de alerta a “fase de emergencia”, aunque el Gobierno decidió no suspender otro día más la actividad escolar. En Cantabria, La Rioja, Navarra, Granada y Baleares el mal tiempo provocó también que varias vías tuvieran que ser cortadas al tráfico. Ocho personas resultaron heridas en una veintena de accidentes, sólo en Álava.

Además, el gasto energético se disparará por el aumento de el nivel de las calefacciones hasta cifras récord.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *