Históricas inundaciones en Australia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Australia sufre las peores inundaciones en muchos años. Cientos de personas se ven obligadas a abandonar sus casas y lugares de trabajo en el este del continente. Hace cuarenta años que no llueve de esta manera en aquella parte del mundo.

Varios ríos de la región de Gippsland, en el estado de Victoria, se han desbordado. La región ha sufrido dos días de fuertes lluvias sin interrupción. Lo paradójico es que, no hace mucho, esa misma región sufría varios meses de pertinaz sequía. El ciclón tropical Tasha es el causante de esta catástrofe.

Los servicios de emergencia trabajan a destajo. Los helicópteros de la policía se usan para labores de salvamento. Ya han trasladado a casi cien personas de varias localidades inundadas. Por su parte, el gobernador de Victoria, Steve Bracks, ha aconsejado a los residentes que aún no han abandonado la zona que se apresuren a reforzar con diques los bordes de los ríos porque el peligro no ha pasado. Según el gobernador, son las peores inundaciones vistas en Victoria en treinta y siete años.

Por otra parte, en la localidad Newry, a casi doscientos kilómetros al noreste de Melbourne, más de noventa personas han tenido que ser evacuadas al inundarse la ciudad tras la crecida del río Macalister. También en esta zona del país helicópteros policiales buscan a personas que hayan quedado atrapadas por las inundaciones, sobre todo, en granjas solitarias.

Se han preparado refugios de emergencia para los cientos de ciudadanos desplazados de sus hogares. Tanto el Gobierno australiano como los gobiernos federales ya han prometido la ayuda necesaria para la reconstrucción de las casas afectadas.

Se ha declarado el estado de catástrofe natural en algunas regiones. Se han producido cortes de energía en varios puntos. Los cocodrilos son una amenaza real en muchas zonas. Plantaciones de algodón y caña de azúcar han quedado totalmente anegadas. Las pérdidas económicas de los agricultores van a ser enormes. Ya existen cuentas donde se pueden hacer donaciones para ayudar a reconstruir los destrozos sufridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *