Incendio en Valencia cercano a una central nuclear

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Valencia se quema. Se preveía uno de los peores años en cuanto a incendios forestales en España, debido a las pocas lluvias caídas durante los últimos meses y el recorte en los presupuestos para tareas de limpieza de los bosques. No ha habido que esperar mucho. A 2 de julio, a comienzos del verano, ya se está cumpliendo la terrible predicción.

El viento no está facilitando las labores de extinción. Además, una nube de ceniza cubre parte de la zona y hace irrespirable el ambiente. Los incendios de Cortes de Pallás y de Andilla cubren buena parte de la provincia de Valencia. Cientos de personas han sido desalojadas de sus casas. También se han cortado catorce carreteras.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 57 años como presunto autor del incendio de Andilla. Pasará a disposición judicial acusado de un delito de incendio por imprudencia. Según las primeras investigaciones, el fuego, que ha arrasado ya miles de hectáreas, comenzó el viernes 29 de junio cuando el acusado realizaba una quema de rastrojos en su finca.

Dicho incendio ha obligado a desalojar las localidades de Teresa, Sacanyet, Canales, Gátova, Marines Viejo y la urbanización El Real de Marines, además de las aldeas de Oset, Artaj y Pardanchinos. Más de 1.700 personas han sido desalojadas de sus viviendas.

El cielo está muy oscuro por momentos: se mezclan las cenizas del incendio y las nubes. Hay un fuerte olor a quemado. La Generalitat valenciana mantiene el nivel 3 de alerta por riesgo máximo de incendios forestales en toda la región.

Ambos incendios podrían ser controlados hoy lunes. Pero ya han arrasado miles de hectáreas y han obligado a alojar a miles de personas en albergues de la Cruz Roja.

Más de 50 medios aéreos se incorporarán de forma escalonada para trabajar en la extinción de los fuegos, a los que se sumarán más de 1.800 personas de equipos terrestres. El incendio se acercó a unos 8 kilómetros de la Central Nuclear de Cofrentes, aunque ese peligro ya está controlado. En todo caso, es un aviso.

Y el verano acaba de comenzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *