Inesperada ola de frío en Estados Unidos con dos meses de antelación


Inundaciones en Tailandia que dejan anegada la capital, Bangkok, inundaciones en el norte de Italia y en Centroamérica, una terrible ola de frío en el este de Estados Unidos cuando aún es octubre y, según el calendario, el hemisferio norte se encuentra en pleno otoño… ¿Es normal?

Una fuerte tormenta de nieve ha azotado Nueva York y los estados cercanos. Según datos de las autoridades locales, en el estado de Massachusetts ha muerto electrocutado un hombre por pisar unos cables eléctricos caídos por el peso de la nieve. Mientras, en otro estado, Connecticut, una persona murió en un accidente de tráfico debido a las malas condiciones de la carretera por el temporal de nieve. En Pensilvania, un hombre de 84 años falleció al caer un árbol sobre su casa.

La tormenta de nieve ha dejado en el este de Estados Unidos más de dos millones de personas sin suministro eléctrico. El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, uno de los estados que está sufriendo cortes generalizados en el suministro eléctrico, ha declarado el estado de emergencia debido al temporal. La nevada causó retrasos de hasta seis horas, así como la suspensión de centenares de vuelos. El servicio ferroviario que une Washington con Nueva York y Boston se vio afectado por la tormenta y hubo cancelaciones y retrasos.

En algunos puntos de Nueva Jersey y Massachusetts la nieve acumulada alcanzó un espesor de 40 centímetros, mientras que en la ciudad de Nueva York se batió un récord histórico: había tres centímetros de nieve en Central Park, algo nunca visto en el mes de octubre. No es raro que se produzcan fuertes tormentas de nieve en esta zona del planeta, pero normalmente se producen en diciembre. Lo extraño es que todo esto esté sucediendo con tantas semanas de antelación.

Los registros históricos del servicio meteorológico de Estados Unidos indican que, en los últimos 135 años, sólo ha caído una cantidad significativa de nieve durante el mes de octubre en el centro de Nueva York en tres ocasiones. En 1925 se llegaron a acumular dos centímetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *