La capa de ozono afecta a los océanos y al CO2


Una nueva investigación pone de relieve la influencia de unos fenómenos climatológicos sobre otros. En este caso, el estudio resalta la interrelación entre la capa de ozono y la circulación de las aguas del océano que, a su vez, afecta a la cantidad de dióxido de carbono. El sistema climático del planeta es complejo.

La investigación ha sido elaborada por un equipo científico de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos. El trabajo señala que el agujero en la capa de ozono situado sobre la Antártida ha provocado cambios en la circulación de las aguas de los océanos del hemisferio sur, lo que ha podido alterar la cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. Por tanto, el ozono, indirectamente, afecta al cambio climático.

El artículo ha sido publicado en la revista Science. Darryn W. Wagugh y su equipo, autores del estudio, demuestran que las aguas en los océanos del sur más cercanas al trópico son, según su expresión, “más jóvenes“, frente a las aguas cercanas al polo, que son “más viejas”. La diferencia es cada vez mayor porque los vientos superficiales son más fuertes al adelgazar la capa de ozono.

El equipo ha analizado gases como el clorofluorocarbono-12 o CFC-12 en los océanos del sur. El CFC-12 se usaba en aerosoles y su presencia en la atmósfera aumentó brutalmente hasta 1990. Afortunadamente, el Protocolo de Montreal prohibió dichas sustancias y la capa de ozono se recuperó.


Sin embargo, esa recuperación ha supuesto efectos inesperados: las aguas superficiales se han mezclado en las profundidades de los océanos del sur porque las concentraciones de CFC en la superficie del océano aumentaron en relación con las de la atmósfera, mientras que no lo hicieron en lo más profundo.

Cambia la fuerza de los vientos

Los cambios de edad provienen, entonces, de un aumento de la fuerza de los vientos de superficie observada en el oeste, que se han producido sobre todo por el agujero de ozono sobre la Antártida. Así, el agotamiento del ozono estratosférico podría ser la principal causa de los cambios en la ventilación oceánica.

Otro artículo llega a unas conclusiones similares. El agotamiento de la capa ozono sobre la Antártida es un factor más importante incluso que el aumento de los gases de efecto invernadero en el cambio de la corriente de chorro del Hemisferio Sur en dirección al sur. Sukyoung Lee y Steven Feldstein, profesores de Meteorología, detectaron que el ozono tiene mayor impacto en el cambio de la posición de la corriente en chorro. Una vez más, se demuestra que el funcionamiento del clima del planeta es desconocido para los científicos debido a la cantidad de factores que influyen en él. Y que hay que seguir investigando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *