Las emisiones de CO2 costarán entre 2 y 12 euros a cada pasajero


Al final, como siempre, el que paga es el consumidor. Si se comercia con carbono, no serán las empresas las que paguen por contaminar, sino que ese extra será transferido a lo que paga el usuario. En el caso del transporte aéreo, uno de los sectores más contaminantes, cuando dicho sector comience a usar el sistema de comercio de derechos de emisiones en la Unión Europea, lo que ocurrirá a partir de 2012, supondrá un coste de entre dos y doce euros por trayecto para cada pasajero que compre un billete para un vuelo transatlántico. Son los cálculos de la Comisión Europea.

A partir de 2012, se asignarán derechos de emisión de gases contaminantes a las aerolíneas que operen en la Unión Europea, teniendo en cuenta sus registros históricos, hasta el año 2020. En otras palabras, los billetes de avión subirán de precio.

El primer año se les concederá gratuitamente el 85% de estos derechos y el 82% los años restantes, con lo que sólo deberán asumir el pago del 15%, esto es unos 380 millones de euros en 2012. También se prevé reservar un 3% en el periodo 2013-2020 para nuevas empresas y compañías con gran crecimiento. ¿De qué sirven los derechos de emisión si no se pagan? ¿O si los pagan los usuarios, sea directamente o sea a través de sus impuestos?

La comisaria responsable de Cambio Climático, Connie Hedegaard, ha señalado que los derechos que las aerolíneas recibirán gratuitamente supondrán en torno a 20.000 millones de euros y confía en que esos ingresos se inviertan en la modernización de las flotas, en la mejora de la eficiencia de los carburantes y en el uso de combustibles que no provengan del petróleo. ¿Confía? ¿No deberían ser obligatorias todas esas medidas?

El Ejecutivo comunitario ha publicado los valores de referencia que se utilizarán para el reparto, de modo que las aerolíneas puedan calcular con precisión de cuántos derechos de emisión dispondrán de aquí a 2020. De 2013 a 2020, las aerolíneas recibirán 0,6422 derechos de emisión por 1.000 toneladas/kilómetro, mientras que recibirán 0,6797 derechos de emisión en 2012.

La Unión Europea pretende cobrar a las compañías del sector por sus emisiones de CO2, aunque sean de otros países como Estados Unidos y China. A este respecto, el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) debe emitir un dictamen sobre una queja planteada por aerolíneas estadounidenses contra la decisión de la UE de cobrar a las compañías del sector por sus emisiones de CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *