Las mariposas británicas no sobreviven a un verano frío

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El verano más frío en 18 años ha hecho que la población de mariposas en el Reino Unido caiga de manera alarmante. Se ha calculado que su número ha descendido un 11%. A las mariposas y polillas británicas les gusta el calor y este año no lo han tenido.

En el Reino Unido es tradición participar en este conteo de coleópteros llamado Big Butterfly Count for the charity Butterfly Conservation (el gran conteo de mariposas por su conservación, en traducción libre). Este año, más de 34.000 personas han participado en el evento. Se han contado más de 300.000 mariposas y polillas en jardines, parques y espacios verdes de todo el país durante tres semanas.

La especie más común en tierras británicas, a la que se conoce popularmente como la mariposa guardiana, ha reducido su población en un 12% en comparación con el año pasado. Por otra parte, la peor parte se la ha llevado la conocida como mariposa común azul (Polyommatus icarus), cuya población ha disminuido un 61%, siendo la especie con una mayor caída en su población. Aunque, por otra parte, alguna especie de polilla ha aumentado su número en un 98% respecto al año pasado.

No es fácil luchar contra este fenómeno a corto plazo, ya que el ser humano no tiene control sobre factores como el clima (al menos, de un año para otro). Sin embargo, Richard Fox, de la asociación por las conservación de las mariposas, ha señalado que sí se pueden tomar algunas medidas en parque y jardines. Además, ha recalcado la gran participación ciudadana en el conteo de este año, lo que demuestra la importancia que otorgan los ingleses a estos bellos insectos insectos que, además, son la mejor prueba de un medio ambiente en buenas condiciones.

Para Richard Fox, este evento demuestra que, con información útil, los ciudadanos participan encantados en el cuidado del medio ambiente y la naturaleza.

En todo caso, el clima no es el único factor que acaba con las mariposas. Los científicos han descubierto que este año una avispa parásita atacó a algunas especies en el sur de Inglaterra. Sin embargo, también han señalado que la disminución de algunas especies sin duda está relacionada con el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *