Los aviones alteran el clima de los aeropuertos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un estudio publicado recientemente en la pretigiosa revista científica Science señala que el paso de aviones provoca cambios en la climatología de los aeropuertos. Según este estudio, los aviones que atraviesan las nubes sobre los aeropuertos hacen que el agua concentrada en éstas se precipite, lo que provoca lluvias y nevadas.

Es un efecto parecido al que se usa para influir en el nivel de las precipitaciones y crear lluvia artificial y que se conoce con el nombre de “siembra de nubes”. Se usa también, curiosamente, precisamente para impedir que se forme granizo y niebla en los aeropuertos. Además, este efecto se potencia a causa de la expansión y el enfriamiento del aire que se produce tras las turbinas de propulsión del avión y sobre las alas, cuando las temperaturas de las nubes están a menos de 10º C bajo cero.

Esta caída brusca de la temperatura en las nubes puede ser suficiente para congelar las finas gotas de las nubes y formar cristales de hielo que pueden luego aumentar de tamaño. Si esto ocurre durante varias horas, se produce un hueco en la capa de nubes y hace que se aceleren las precipitaciones.

En todo caso, es un fenómeno muy local y los científicos creen que no afecta el clima global. Pero sí tiene otros efectos, sobre todo, en los grandes aeropuertos cubiertos por nubes bajas en invierno. Los aviones, en ese caso, se pueden cubrir con una gruesa capa de hielo que hay que retirar.

Este fenómeno que ocurre en las nubes y las hace porosas, causado por los aviones, hace tiempo que se conoce. Depende en gran medida de la trayectoria de las aeronaves que se formen o no. Incluso pueden abrir un largo canal. Estas capas de nubes frías se encuentran en un radio de unos cien kilómetros alrededor de los grandes aeropuertos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *