Menos cosecha de cereales por el cambio climático

Share on Facebook19Tweet about this on Twitter13Share on Google+0

Campo de trigo
La ciencia ha advertido por activa y por pasiva sobre los efectos del cambio climático sobre los cultivos en general y, en particular, ha subrayado a menudo la vulnerabilidad de los cereales, entre ellos, el arroz, el maíz o el trigo.

Precisamente, estos tres tipos de cereales, cultivos clave como recurso alimentario mundial, son los que podrían sufrir los negativos efectos del calentamiento global, según un nuevo informe científico internacional.

La línea roja, los 30 grados

Llevado a cabo por 28 investigadores de España, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania o Filipinas, el trabajo se basa en las conclusiones de otros estudios anteriores. En concreto, revisa 70 investigaciones previas centradas en la relación entre el cambio climático y la agricultura de forma histórica y también preventiva.

Tras analizar los estudios y sus respectivas conclusiones, los científicos observaron que era probable que “el aumento de las temperaturas tenga un efecto negativo sobre los rendimientos globales de trigo, arroz y maíz”, según concluyen en el artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El avance del cambio climático va a ir empeorando la situación, subrayan. En concreto, “se calcula que cada aumento de grado celsius en la temperatura media mundial reducirá los rendimientos globales promedio de trigo en un seis por ciento”.

Es decir, por un lado se espera una reducción de la producción promedio, pero algunos lugares sufrirán de forma importante este descenso. El estudio especifica que, por cada grado celsius que aumente el calentamiento, la cosecha del arroz mermaría en un 3,2 por ciento y la del maíz en un 7,4 por ciento.

Sin embargo, no se esperan cambios en algunos cultivos. “Las estimaciones de los rendimientos de la soja no cambiaron significativamente”, concluye el trabajo. Una buena noticia, puesto que junto con el arroz, el maíz y el trigo suponen dos tercios de la ingesta calórica de los humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *