Países emergentes: Kioto, sí; tasa de la UE a los aviones, no

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Brasil, China, India y Sudáfrica son los principales países emergentes, países que crecen económicamente y, por tanto, su impacto en el medio ambiente y en el cambio climático, también crece. Estos países han reafirmado, en una reunión celebrada en Delhi, su compromiso de luchar contra el cambio climático, lo que es de agradecer, pero también reiteraron su firme oposición a la tasa impuesta por la Unión Europea por las emisiones de gases en aviones no comunitarios.

Al término de la X Reunión Ministerial sobre cambio climático celebrada esta semana en la capital india, los miembros del denominado grupo BASIC de países emergentes, renovaron su respaldo al Protocolo de Kioto. A este respecto, la ministra de Medio Ambiente de la India, país anfitrión, Jayanthi Natarajan, recalcó que el Protocolo de Kioto es el único modo de regular la emisión de gases invernadero a la atmósfera, así que es esencial que continúe su vigencia.

El representante chino, Xie Zhenhua, por su parte, recalcó la oposición común de todos los países del grupo BASIC a la tasa europea que grava cada tonelada de CO2 emitido a la atmósfera por los aviones que operan en la Unión Europea. En su opinión, viola acuerdos internacionales.

La tasa fue ideada en 2008 y supone la inclusión de la aviación en el sistema comunitario de comercio de derechos de emisión (ETS, por sus siglas en inglés). Se aplica desde el pasado 1 de enero de 2012 a todos los aviones que aterricen o despeguen en la Unión Europea.

Por último, los participantes de la reunión mostraron su pesar por la decisión de Canadá de abandonar el Protocolo de Kioto. Lo hizo durante la pasada cumbre de Durban, explicando que no puede cumplir con los compromisos y mantener, al mismo tiempo, el desarrollo de sus yacimientos petrolíferos. Más claro…

En la comparecencia de prensa conjunta, el ministro de Medio Ambiente brasileño, Francisco Gaetani, hizo un llamamiento a no olvidar la necesidad de promover la inclusión social en la lucha contra el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *