Premio a los climatólogos que predijeron el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter9Share on Google+0

Creadores-modelo-predicion-cambio-climatico
La predicción de los impactos del cambio climático sigue siendo uno de los talones de Aquiles de la ciencia del clima, si bien constituye una herramienta de inestimable valor que debemos a James Hansen y Syukuro Manabe, considerados padres de la misma.

Hansen y Manabe, uno desde Estados Unidos y el otro desde tierras niponas, desarrollaron de forma independiente modelos matemáticos para predecir el calentamiento global, y ahora ven reconocida con un premio su contribución a la ciencia y al mundo.

Predijeron el aumento de las temperaturas

Ambos han sido ganadores de la novena edición del premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, que los reconoce como merecedores de dicho galardón en la categoría de Cambio Climático. En concreto, el jurado quiere reconocer tanto su desarrollo de modelos computacionales capaces de simular el comportamiento del clima como su acertada predicción sobre el calentamiento global.

Los científicos mantuvieron conexión telefónica durante el acto del anuncio del premio y aprovecharon para explicar que si bien Manabe empezó a trabajar con dichos modelos “Hansen fue el primero en usarlos para hacer predicciones”. Pero fue juntos como pudieron “demostrar que el clima global es sensible a la acción humana”, concluyen.

Manabe empezó a desarrollar sus modelos durante sus años de trabajo en la Universidad de Princeton y en Administración Nacional de Océanos y Atmósfera norteamericana (NOAA) con el objetivo de simular el comportamiento de la atmósfera en los años por aquel entonces.

Corrían los años sesenta y entonces aún se desconocía que el CO2 estaba aumentando ni mucho menos que dichas emisiones pudieran tener efectos importantes en el clima.

Su desarrollo del primer modelo de circulación atmosférica global fue posible gracias al enfoque computacional. Gracias a este modelo observó que el CO2 hacía aumentar las temperaturas y si de seguir aumentando los efectos serían irreversibles para los ecosistemas.

Hansen, una década más joven, partió de los estudios de Manabe para desarrollar un nuevo modelo y metodología que le permitiera medir el calentamiento global a consecuencia del incremento del CO2 atmosférico.

Utilizando sus herramientas, actualmente se estima que de no actuar el aumento será de 4 grados con respecto a la época preindustrial, un punto de referencia con la que se trabaja en todo el mundo a la hora de diseñar políticas para combatir el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *