Rusia y España colaboran en técnicas de reforestación tras un incendio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Investigadores del Centro Tecnológico Forestal de Cataluña han llegado a la región rusa de Altái, en el sur de Siberia, para estudiar la experiencia de sus colegas rusos en técnicas de reforestación de áreas boscosas afectadas por incendios. Según explicó la subdirectora de la Reserva de la Biosfera de Altái, Svetlana Chujóntseva, en concreto, los expertos españoles estudiarán cómo se lleva a cabo la reforestación de un área de 32 hectáreas del parque castigado por un fuerte incendio en 2007.

Chujóntseva espera que sus colegas ofrezcan, por su parte, algunas recomendaciones, ya que se dedican precisamente a la reforestación después de un incendio. Uno de los investigadores de la institución catalana, Vicente Vidal Belda, señaló que sus estudios en el parque natural siberiano les proporcionarán una experiencia reveladora, ya que tendrán la oportunidad de estudiar grandes áreas boscosas que no existen en España.

Los investigadores españoles también prevén conocer los estudios que sus colegas rusos llevan a cabo para evaluar el impacto del cambio climático en la vegetación y los animales. Rusia y España han sufrido este año grandes incendios forestales. Sólo en Cataluña, y sólo en la segunda mitad de julio, las llamas han arrasado 14.000 hectáreas de vegetación.

En Rusia, Siberia Occidental es la región más castigada este verano por el fuego. Los incendios forestales siguen activos allí en una superficie total superior a 10.000 hectáreas. Ha sido necesario movilizar a casi 300.000 personas para la lucha contra los incendios forestales y proteger así ciudades y zonas industriales.

Según datos del Ministerio de Asuntos de Emergencia, hay en este instante en Rusia 114 incendios que abarcan 8.740 hectáreas. Además, hay otros 145 focos de fuego.

Hay un alto riesgo de que los incendios naturales se extiendan a centros poblados, granjas y empresas industriales en varias provincias de los Urales, Siberia y Lejano Oriente. Corren peligro 3.000 líneas de alta tensión, 536 oleoductos, 407 vías de tren y 856 carreteras.

En 2011, en Rusia se declararon 21.100 incendios forestales en una superficie de 1.670.000 hectáreas. En 2010, fueron registrados 34.800 incendios que abarcaron 2.450.000 hectáreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *