Seguros a pastores africanos vía satélite

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La tecnología puede ayudar a los ganaderos de zonas desfavorecidas a reducir los efectos negativos de la sequía y otros efectos del cambio climático. En este caso nos referimos a un programa que vigila las condiciones del ganado en África a través de satélites. El proyecto se está llevando a cabo con pastores de Kenia, en concreto, con unos 650 pastores en la zona norte del país.

El sistema utiliza imágenes por satélite para observar la degradación de los pastos causada por la sequía. Se calcula el hambre que sufre el ganado. Cuando las pérdidas de una manada superan el 15%, el pastor recibe un pago del seguro. Algunos pastores pueden perder hasta el 33% de su rebaño. Los keniatas dependen de su ganado para obtener productos lácteos, carne y otros bienes básicos.

En la región de Marsabit viven, aproximadamente, 86.000 cabezas de ganado bovino y dos millones de cabras y ovejas. La organización International Livestock Research Institute estima que hasta un tercio del ganado de la zona podría desaparecer si continúa la actual sequía que azota el Cuerno de África.

Una pérdida del 33% en un cualquier empresa haría muy difícil su supervivencia si no tuviera un seguro. Y, en Kenia, un rebaño es una empresa de mucho valor: permite seguir con vida a mucha gente. Con este nuevo programa de seguros controlados vía satélite se salvarán muchas vidas mientras continúe la sequía producida por el fenómeno climatológico de La Niña.

El programa de seguros de ganado es financiado por la USAID, la Unión Europea, el Gobierno británico, el Banco Mundial, el Fondo para microseguros y el Fondo para el Índice Global de Seguros. La innovación consiste en que el nuevo sistema tiene bajo coste y estima la mortalidad del ganado con mucha exactitud. Por tanto, puede extenderse por otras partes de África.

Son regiones donde los animales se convierten en el centro de los medios de vida de las familias, proporcionando ingresos y alimentos durante años. Se trata de que en épocas de crisis como la actual la muerte del ganado no repercuta en la seguridad alimentaria de los pastores y las personas que dependen de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *