Cate Blanchett defiende el impuesto sobre el carbón


El Gobierno australiano está recurriendo a todo tipo de métodos para convencer a sus ciudadanos acerca de los beneficios del llamado impuesto del carbono. La primera ministra, Julia Gillard, quiere gravar con un impuesto a las empresas que contaminan emitiendo dióxido de carbono, pero los contribuyentes se muestran reacios a aceptar la medida, ya que piensan que, si las empresas tienen que pagar más impuestos, subirán los precios de sus bienes y servicios y, finalmente, serán los propios consumidores lo perjudicados.

Los científicos australianos se han pronunciado a favor del polémico impuesto, pero parece que no es suficiente para convencer al ciudadano medio. Así que se ha recurrido a otras personas concienciadas con el cambio climático. En concreto, ha sido la famosa actriz Cate Blanchett la que ha grabado un anuncio defendiendo el impuesto.

El anuncio ha sido tan polémico o más que el propio impuesto y ya se habla del asunto como “el debate Cate”. Al menos, está claro que se ha conseguido hablar del tema que importa, el calentamiento global. Aunque no significa que se haya convencido a la ciudadanía.

De hecho, muchos sectores han criticado a la actriz australiana por su postura ecologista. Aunque con argumentos que nada tienen que ver con el asunto del medio ambiente. Por ejemplo, un político de la oposición al Gobierno señaló que una actriz de Hollywood no podía entender las preocupaciones que se refieren al coste de la vida que tienen que soportar la mayoría de los australianos.

Pero la postura de Blanchett no es nueva: siempre ha defendido cualquier medida que ayude a reducir las emisiones de gases contaminantes en Australia. El senador Barnaby Joyce dijo que ella se debe limitar a hacer su trabajo, es decir, a actuar. Claro que, por otro lado, tanto el Gobierno como el Partido Verde, partidarios del impuesto, han defendido la decisión de la actriz.

Si una cara conocida consigue que más gente debata el tema, en cualquier caso es beneficioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *