Dentro de 20 años, el Ártico podría quedarse sin hielo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El hielo marino del Ártico se ha reducido al mínimo nivel registrado jamás, rompiendo el anterior récord mínimo y provocando que, más que nunca, los científicos adviertan de las nefastas consecuencias del cambio climático, que se está acelerando respecto a las previsiones que se han realizado hasta ahora.

Las imágenes de satélite muestran que el deshielo estival ha sido muy rápido y ha reducido la superficie de mar helado a menos de 3,5 millones de kilómetros cuadrados esta misma semana. Esto supone menos de la mitad del área que estaba ocupada hace cuatro décadas.

La cubierta de hielo marino del Ártico se está reduciendo desde la década de los setenta del siglo pasado, cuando alcanzaba una media de unos 8 millones de kilómetros cuadrados al año. Un colapso dramático en la cubierta de hielo en sólo un año es algo muy poco habitual.

El mínimo histórico, hasta ahora, se produjo en 2007, con 4,17 millones de kilómetros cuadrados. Pero este récord se batió el 27 de agosto de 2012. Desde ese día, el deshielo continúa y asciende ya a más de 500.000 kilómetros cuadrados.


Los datos recogidos por satélite y analizados por instituciones ambientales de Estados Unidos, como el NSIDC (National Snow and Ice Data Center, Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo), demuestran que la extensión del hielo marino llegó a un nuevo mínimo en kilómetros cuadrados (3,421 millones), aunque días después registró un ligero aumento.

Los científicos predijeron que el Océano Ártico podría quedarse sin hielo en verano dentro de veinte años. Tal situación crearía terribles consecuencias para todo el planeta. Los impactos climáticos serían mucho peores que los actuales. Que la cubierta de hielo marino del Ártico cambie radicalmente (a un nivel que ni los más pesimistas expertos preveían), puede significar que los cambios en el clima planetario también pueden ser imprevisibles. Y que nadie espere que la situación se revierta porque seguimos emitiendo cada vez más carbono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *