El hielo antiguo se derrite más rápido en el Ártico


Los científicos han descubierto que la capa de hielo más antigua y más gruesa del Ártico está desapareciendo a un ritmo mucho más rápido que la capa más reciente y más delgada, ubicada en los bordes de la parte flotante, en el Océano Ártico.

Normalmente, el grueso hielo antiguo sobrevive a la estación cálida, a la época de verano, cuando buena parte del hielo se derrite, mientras que el hielo recién creado, que se forma cada invierno, se derrite tan rápido como se formó, sobreviviendo sólo una temporada. Pero un nuevo y preocupante hallazgo desmiente esta teoría. El hielo marino del Ártico es más vulnerable a la desaparición durante el verano, según señala un estudio elaborado por Joey Comiso, científico de la NASA.

En el nuevo estudio, Comiso y su equipo examinaron cada año el hielo que se había formado a través de dos veranos. Querían comprobar cuánto disminuye cada invierno en las últimas tres décadas. Los resultados mostraron que la extensión de hielo de varios años, que incluye áreas del Océano Ártico, donde cada año el hielo cubre, al menos, el 15% de la superficie del agua, se está reduciendo a un ritmo del 15,1% por década.

Según los científicos, la situación es preocupante. Cuando se observa la zona del hielo de varios años, en regiones del Océano Ártico que están completamente cubiertas por hielo durante varios años, el área de hielo marino es siempre menor que la extensión del hielo marino. Esa área de hielo se está reduciendo aún más rápido que la extensión del hielo de varios años, un 17,2% por década.

El espesor medio de la cubierta de hielo del mar Ártico está disminuyendo debido a que está perdiendo rápidamente su espesor, el hielo de varios años. Además, la temperatura de la superficie en el Ártico está subiendo, por lo que, cada temporada se forma menos hielo. Haría falta una duradera ola de frío para que la mayor parte del hielo marino de varios años y otros tipos de hielo crezcan lo suficiente para conseguir una grosor como el de hace años que, a la postre, sobreviva al verano.

El hielo marino alcanzó su punto mínimo histórico en el invierno de 2008, cuando el hielo se redujo a alrededor del 55% de su extensión media desde finales de 1970, el momento en que comenzó a medirse la capa de hielo desde los satélites de la NASA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *