El sector marítimo español lucha contra el cambio climático

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El presidente de la Comisión Mixta (Congreso-Senado de España) para el estudio del Cambio Climático, José Segura Clavell, ha anunciado que el próximo septiembre entregará al Gobierno un documento que servirá como guía para adoptar futuros compromisos respecto a esta problemática global.

El informe, si fuera aprobado por ambas cámaras parlamentarias, podrá servir de recomendación y de guía para adoptar compromisos por parte de los futuros gobiernos, ya que el problema del cambio climático no es un tema de una legislatura o de un partido político, sino que se trata de uno de los mayores retos de la humanidad. Se deben impulsar políticas a largo plazo (algo a lo que no están acostumbrados la mayoría de los políticos, que sólo tienen en cuenta una legislatura), así como políticas no partidistas.

El informe destaca que el sector marítimo es uno de los más comprometidos con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera y explica la evolución voluntaria del sector para tomar medidas respecto al problema. España es un país marítimo y ribereño y debe impulsar más medidas en lo que respecta al transporte marítimo.

El sector marítimo, a pesar de que en su momento no estaba obligado por el Protocolo de Kioto, por interés propio, ha hecho este gran combate en favor de la humanidad. Ha habido una gran capacidad de auto-regulación de los navíos. Por ejemplo, un buque emite veinte veces menos gases contaminantes que un avión Boeing 747, o un buque de 300.000 toneladas, que hace treinta años consumía 180 toneladas de dióxido de carbono, hoy emite la mitad ya que pesa pesa la mitad y necesita menos combustible para lograr la misma potencia y velocidad.

El marítimo es el medio menos contaminante y el más eficiente del sector de los transportes que se propulsan por hidrocarburos y el sector ha avanzado en la exigencia y en el cumplimiento de medidas que afronten el problema climático. El clúster marítimo puede convertirse en un verdadero lobby impulsor de iniciativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *