El virus del Nilo se propaga en Estados Unidos por las inusuales temperaturas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los efectos del cambio climático que sufre Estados Unidos este año, con sus sequías y sus eternas olas de calor, ha abierto las puertas y ventanas del país de par en par a un virus que se propaga a través de los pájaros y los mosquitos. En sólo 2012, ya se contabilizan 1.118 casos y 41 muertes a causa de uno de los mayores brotes de virus del Nilo de su historia.

Esta enfermedad sólo se transmite de animales a seres humanos, y siempre a través de un mosquito, que pica o bien a un ave (convirtiéndolo en portador, que luego acaba infectando a la persona) o a las personas de forma directa.

Si bien el virus se descubrió en 1937 en Huganda, no se conocían casos en Estados Unidos hasta 1999, alcanzando su peor punto en 2003, con 3.000 enfermos declarados oficialmente, lo que suponen muchos más en la realidad, pues cerca del 80 por ciento de los infectados no presenta síntomas.

De los casos detectados en 2012 en un total de 47 estados, la gran mayoría se concentran en cinco de ellos, como son Texas (21 muertes), Mississippi, Luisiana, Dakota del Sur y Ockahoma.

Según los expertos, es significativo su mayor incidencia en los lugares más afectados por las sequías y las olas de calor que azotan el país, que este año ha sufrido un invierno inusualmente templado, una primavera prematura y un verano infernal.

Por lo tanto, estas temperaturas cálidas son el caldo de cultivo ideal para la propagación del virus, para el que no existe vacuna. Igualmente, los expertos apuntan a otras razones para el aumento de casos, como el incremento del número de pájaros y la falta de medidas de prevención eficaces.

Aunque esta enfermedad es asintomática en buena parte de los pacientes, los síntomas más comunes son fiebre, dolores generalizados del cuerpo, náuseas o, en casos más graves, incluso puede provocar parálisis, desorientación y estado de coma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *