Las ONGs ven insuficiente la reducción de emisiones de CO2 prevista para los vehículos europeos

Las organizaciones ecologistas no están nada contentas con los límites de emisiones de CO2 que quiere establecer la Comisión Europea de aquí a 2020 a los fabricantes de vehículos, incluidos turismos y furgonetas. Greenpeace, por ejemplo, califica de muy débil la propuesta de Bruselas y, como el resto de las organizaciones ecologistas, afirman sin dudarlo que tan tibias medidas «llevan la huella del lobby automovilístico».

Una huella que, además de encerrar bestiales intereses económicos, y no sólo en el sector automovilístico en sentido estricto, también conlleva una huella del carbono no menos enorme. Sólo hay que observar qué cifras se manejan, y que Greenpeace se conforma con limitar a 80 gramos de CO2 por kilómetro la emisión de los coches en 2020 y luego reducirlo hasta los 60 gramos para 2025.
SEGUIR LEYENDO «Las ONGs ven insuficiente la reducción de emisiones de CO2 prevista para los vehículos europeos»

Greenpeace quiere que el Ártico sea declarado Patrimonio de la Humanidad


Greenpeace se ha unido en cuarenta países con un único objetivo: reunir un millón de firmas para que las zonas no habitadas del Ártico sean declaradas Patrimonio de la Humanidad por Naciones Unidas, tal y como se logró con la Antártida en 1991. Cuando se consiga el millón de firmas, la organización ecologista pedirá a la ONU que se declare un santuario en el Alto Ártico similar al de la Antártida, cuyo tratado para no explotar sus recursos naturales se firmó en Madrid hace 21 años.

El Polo Norte es hábitat de osos polares, narvales, ballenas, aves marinas y otros animales, así como de cuatro millones de personas. Es una región que funciona como termorregulador del clima de todo el planeta, pues limita el aumento de las temperaturas reflejando la radiación solar.
SEGUIR LEYENDO «Greenpeace quiere que el Ártico sea declarado Patrimonio de la Humanidad»

Pide a Coca-Cola que respete el Ártico y a los osos polares


Greenpeace Colombia, en el marco de una campaña internacional, ha denunciado la complicidad de la multinacional Coca-Cola con la destrucción del Ártico y la desaparición del oso polar, una de las especies más representativas de este hábitat natural.

La compañía de bebidas, a través de innumerables campañas de publicidad y programas de Responsabilidad Social, ha utilizado el oso polar como icono de la marca. Sin embargo, la realidad es bien distinta: la empresa contribuye a la destrucción del Ártico y a la desaparición, no sólo de dicha especie, sino de muchas otras especies de ese ecosistema.
SEGUIR LEYENDO «Pide a Coca-Cola que respete el Ártico y a los osos polares»

Volkswagen no quiere reducir sus emisiones


La organización ambientalista Greenpeace no ha podido elegir mejor escenario para protestar en contra de las emisiones de gases contaminantes de los coches: la Feria del Automóvil de Bruselas (Bélgica). Allí, doce activistas de dicha organización disfrazados de osos polares han pedido a la empresa Volkswagen que abandone la fabricación de vehículos contaminantes y deje de presionar contra la nueva normativa europea que persigue la reducción de emisiones de CO2 de los vehículos nuevos.

Por otra parte, cuatro escaladores de la organización Greenpeace desplegaron una pancarta en el interior de la Feria en la que se podía leer «Stop Volkswagen destroying the Arctic» (Volkwagen: deja de destruir el Ártico).
SEGUIR LEYENDO «Volkswagen no quiere reducir sus emisiones»

Las empresas que impiden la lucha contra el cambio climático


El mayor reto de la actualidad es la lucha internacional contra el cambio climático. Olvidaos de la crisis, de la refundación de Europa y del capitalismo y todos esos problemas inventados por los que están arriba. Si desaparece el euro, vendrá otra moneda o volveremos al trueque, si desaparecen los políticos que nos desgobiernan, aparecerán otros o nadie nos gobernará; seguiremos viviendo, en cualquier caso. Pero si desaparece el planeta, no tenemos otro de repuesto.

Un grupo minoritario de empresas multinacionales se encuentran entre las más contaminantes del mundo y son las que se benefician del cambio climático. ¿Qué empresas son? ¿Quién no quiere que la humanidad avance en esta lucha? La organización Greenpeace ha publicado el informe ¿Quién nos impide avanzar? cuando se está celebrando la cumbre del clima de naciones unidas COP 17 en la ciudad de Durban, Sudáfrica, quizá la última oportunidad para salvar el planeta. (Las empresas son las responsables de poner trabas a la lucha contra el cambio climático, pero los políticos son cómplices de permitirlo; los ciudadanos no podemos elegir a las juntas directivas de esas empresas, pero sí podemos elegir a los que nos gobiernan; parece que lo hemos olvidado).
SEGUIR LEYENDO «Las empresas que impiden la lucha contra el cambio climático»

Un juicio por desplegar una pancarta


En Copenhague, en 2009, los líderes políticos se reunían para hablar sobre cambio climático y debatir la solución del problema. Pero no escuchaban a la gente, del mismo modo que no escuchan a los indignados del 15-M, ni a los ciudadanos islandeses ni a los egipcios… Los políticos no escuchan. Así que un pequeño grupo de activistas de Greenpeace realizaron una protesta pacífica para llamar la atención sobre el problema del cambio climático, para dar un buen tirón de orejas a los responsables de que las emisiones de dióxido de carbono sigan aumentando cada año. No sirvió de nada. No les escucharon.

El cambio climático no se frena. Todo lo contrario. Y esos activistas de Greenpeace se enfrentan a un juicio que comienza hoy, día 20 de junio. Su delito: desplegar una pancarta en la que se podía leer

Los políticos hablan, los líderes actúan.

SEGUIR LEYENDO «Un juicio por desplegar una pancarta»

Más carbón, más calentamiento global


En el sistema económico todo está relacionado. Si se sigue usando el carbón para producir energía, las renovables no se desarrollarán tan rápido como sería conveniente. En cambio, si se prohibiera seguir usando el carbón, no habría más remedio que impulsar las renovables con mucha más decisión a como se está haciendo en la actualidad.

La organización Greenpeace lo sabe y por eso protesta por el uso de esta fuente de energía contaminante. En Estados Unidos, cinco de sus activistas han sido detenidos por escalar la planta de generación de carbón de Bridgeport Harbor, una acción que es su forma de exigir que la planta sea cerrada y que el carbón deje de ser el combustible para la generación de electricidad.

SEGUIR LEYENDO «Más carbón, más calentamiento global»

El planeta de los estúpidos, de López de Uralde


Juan José López Uralde Garmendia fue director de Greenpeace España desde 2001 hasta 2010 (desde diciembre de ese año Miren Gutiérrez Almazor es la nueva Directora Ejecutiva). López de Uralde es ingeniero agrícola por la Universidad Politécnica de Madrid. En septiembre presentó un nuevo proyecto político llamado Equo que quiere aglutinar a todo el movimiento verde de España. El objetivo es (bastante ambicioso, por lo demás) superar el 10% de los votos en las próximas Elecciones Generales de 2012.

Juantxo (como se le conoce cariñosamente) López de Uralde presentó un libro titulado El planeta de los estúpidos. Propuestas para salir del estercolero. Este famoso activista pasó tres semanas en la cárcel por colarse en una gala que celebraban los dirigentes mundiales en el marco de la Cumbre Climática de Copenhague. Salió del evento esposado y con un lema: «Los políticos hablan, los líderes actúan». Sin duda consiguió su propósito: que la opinión pública hablara, aunque sólo fuera por un instante, del cambio climático y los retos medioambientales a los que se tendrá que enfrentar el planeta.

SEGUIR LEYENDO «El planeta de los estúpidos, de López de Uralde»