Imposible un acuerdo sobre el clima

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Christiana Figueres, ha señalado que, en la Cumbre del Clima que se celebrará el próximo mes de diciembre en Durban (Sudáfrica), se debería alcanzar un acuerdo vinculante para todos los países que fuera justo y ambicioso porque iría más allá de la necesidad. Pero, el mundo está muy lejos, lejísimos de ser perfecto, así que, según sus propias palabras, eso es “un cuento de hadas“.

La realidad es que el nivel de ambición que hay actualmente, tanto por parte de los países industrializados como por parte de los países en vías de desarrollo, no va a cambiar de aquí a Durban y, por tanto, ningún país estará dispuesto a sacrificarse más que lo mínimo. Además, así será, según Figueres, “durante varios años”. El futuro pinta negro para el planeta.

Durante su intervención para explicar la implantación de los Acuerdos del Clima en Latinoamérica ha añadido que, en todo caso, podría haber posibilidades de subir los niveles de ambición de los acuerdos de Cancún, pero que no tiene sentido realizar un segundo periodo similar a Kioto, ya que países como Estados Unidos, Japón o Rusia no participan. No es la primera voz que comenta algo así: si no actuamos todos, no tiene sentido.

Opinó también sobre China. Reconoció que, al menos, este país está realizando grandes esfuerzos internos en la lucha contra el cambio climático, indicando, además, que, si todos los países hicieran esos mismos esfuerzos, la situación sería muy distinta. Con todo, reconoce que el esfuerzo no se hace por respeto al medio ambiente, sino por una economía baja en carbono, que será la que rija en unos años el mundo. Aunque, ya lo hemos dicho más de una vez, aunque sea por dinero, mejor que se haga algo. Además, China parte con unas condiciones de alta contaminación y poca sostenibilidad económica peores y le será más difícil que a otros países adaptarse al cambio.

En cuanto a la pasada XVI Cumbre del Clima celebrada el pasado diciembre en Cancún (México) ha dicho que ha supuesto un gran paso para la comunidad de naciones pero un lastimoso paso para el planeta. Los líderes políticos se están dando cuenta de la envergadura del problema y de lo que le importa a la gente, pero no se toman todas las medidas que serían necesarias. Avanzamos, pero muy, muy despacio. Con el compromiso de ochenta países de todo el mundo se alcanza, a su juicio, el 60% del esfuerzo que es necesario para frenar el cambio climático. Poco más de la mitad.

Queda tanto camino por recorrer y los pasos son tan cortos que el pesimismo cunde en muchos expertos de la lucha contra el cambio climático, como es el caso de Figueres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *