Inundaciones en el santuario de Lourdes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ni los lugares considerados santos se libran de los efectos devastadores del cambio climático. Fuertes lluvias han inundado el santuario de Lourdes, en el sur de Francia, casi en la frontera con España.

Se han llevado a cabo operaciones de bombeo de agua y limpieza para tratar de dejar la zona habilitada para los visitantes. El santuario de Lourdes es un célebre lugar de peregrinación católica. Las inundaciones han causado importantes daños en el santuario y han obligado a la evacuación de varios centenares de personas. Aunque, según ha declarado uno de sus responsables, se ha vuelto a la normalidad y ya no hay mayores preocupaciones.

Las aguas del río Gave de Pau, que atraviesa la localidad de Lourdes, se retiraron de las calles adyacentes a los santuarios, dejando una capa de lodo que alcanzaba, en algunos lugares, hasta diez centímetros de espesor. Unos ochenta bomberos realizaron operaciones de bombeo en los santuarios para tratar de achicar el agua. Los servicios municipales, por su parte, limpiaban los desechos arrastrados por el río, que el sábado era un torrente de lodo.

Frente a la Gruta de Masabielle, emblemático lugar de Lourdes en donde, según la tradición católica, la Virgen se apareció, en 1858, a Bernadette Soubirous, el espacio de oraciones seguía inundado y rodeado de lodo. Una enorme viga fue arrastrada por las aguas el sábado y terminó al lado de las fuentes, donde los peregrinos van a llenar las botellas de agua bendita.

El santuario recibe cada año a unos seis millones de visitantes. Pero en las condiciones actuales, nadie puede llegar allí y el lugar se encuentra desierto. Sólo se ven trozos de madera, ramas y otros materiales arrastrados por el agua.

En el lugar santo, además, hay una microcentral eléctrica que fue golpeada por troncos de árboles arrastrados por el río. El coste de los destrozos causados por las inundaciones puede llegar a ser de varios centenares de miles de euros. El papa Benedicto XVI envió desde la Plaza de San Pedro, un pensamiento para Lourdes al final de la misa de canonización de siete nuevos santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *