Latinoamérica se verá especialmente afectada por el cambio climático


El cambio climático afecta a todo el planeta. Pero a unas zonas más que a otras. En concreto, América Latina va a ser una de las regiones que más sufra las consecuencias de la subida global de temperaturas. El cambio climático no va a tener compasión de los habitantes de Latinoamérica: si en la década de los setenta se contaban 5 millones de afectados directos por temperaturas extremas, incendios forestales, sequías, tormentas e inundaciones, en la actualidad esta cifra ha pasado a ser 40 millones.

Así se desprende del informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que fue presentado en Cancún, México, en el marco de la Cumbre sobre el Cambio Climático COP16. Estas cifras suponen que el número de afectados creció ocho veces en los últimos treinta años. Las causas son el aumento de los asentamientos humanos y su mayor extensión, una mayor pobreza, más vulnerabilidad en las zonas costeras y, como no podía ser de otra forma, los gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera por las actividades humanas.

El estudio ha sido titulado “Los Gráficos Vitales del Cambio Climático para América Latina y el Caribe”. Sostiene, entre otros datos, que el número de tormentas entre los años 2000 y 2009 se multiplicó por doce respecto a las ocurridas entre 1970 y 1979. Este fenómeno tiene efectos colaterales, como un aumento de las inundaciones en un porcentaje parecido.

También los huracanes que asolan el Caribe son más numerosos. Se registraron treinta y seis en los últimos diez años, mientras que fueron quince los ocurridos en la década de los noventa y nueve en la década de los ochenta.

Todos estos desastres, lógicamente, afectan a la economía. Los costes estimados en esta última década han sido calculados en 40.000 millones de dólares. Si no comienzan a llevarse a cabo políticas que logren una mitigación del cambio climático, estas cifras podrían ir en aumento. Se espera que en México aumenten las temperaturas, mientras que en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina se reducirán los glaciares.

Pese a todo, y ya acabada la COP16, no existen acuerdos concretos y definitivos, sólo parches que, como mucho, retrasarán las consecuencias, pero no las detendrán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *