Los caracoles marinos se deshacen por el calentamiento global


Conocemos muchos de los efectos del cambio climático en los animales. Son variados y afectan a su distribución, a su morfología, etc. Algunos, como el oso polar, se están quedando sin hábitat. Pero nunca habíamos vista a ninguno que, literalmente, desapareciera.

Según un estudio de Nature GeoScience, los caracoles marinos (se conocen también por el nombre de mariposas marinas), se deshacen, como si fueran terrones de azúcar en un té caliente. Sus conchas son carcomidas debido al cambio en los niveles de pH del océano causados por las emisiones de dióxido de carbono, la bien conocida acidificación de los océanos.

Estos caracoles, además, desempeñan un importante papel en la cadena alimentaria del Ártico, ya que sirven como alimento del plancton, de los peces, de algunas aves e, incluso, de las ballenas.

Gran parte del carbono no se queda en la atmósfera, sino que es absorbido por el océano. (Hay que señalar que, si no fuera así, el planeta se estaría calentando aún más rápido.) Este carbón provoca la acidificación del océano, alguno de cuyos efectos son bien conocidos como el blanqueamiento de los corales.

Afectará a toda la cadena alimentaria


Pero no sólo los arrecifes de coral sufren por la acidifiación. También crustáceos, moluscos y el plancton son perjudicados. La Limacina helicina antártica, nombre científico de los caracoles marinos tienen en su concha aragonito, un tipo de carbonato de calcio, que es muy vulnerable al descenso de los niveles de pH. Los investigadores utilizaron microscopios de electrones para descubrir que estos animales sufrían grandes niveles de disolución en su concha.

Los caracoles pueden sobrevivir sin concha, pero son más vulnerables a depredadores e infecciones. Si hay menos de estos caracoles, el resto de la cadena alimentaria se verá perjudicada.

Las aguas del Océano Antártico son las primeras afectada, pero se espera que el fenómeno se expanda a otras regiones. La solución ya la conocemos: reducir las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. Sin embargo, estas emisiones continúan aumentando.

1 comentario

  1. Es terrible el futuro del planeta tierra, en caso de que no se tomen las medidas pertinentes. Nuestros descendientes van a tener una herencia nefasta. Una vida superflua de la poblacion actual, tendra repercucion en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *