Nuevo biocombustible, bio-DME, reduce en un 95% las emisiones de los camiones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El sector transporte es uno de los que más esfuerzo debe hacer para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Camiones y coches usan productos derivados del petróleo o, en otras palabras, los combustibles que más contribuyen al cambio climático. Algunas marcas están investigando nuevos combustibles que emitan menos dióxido de carbono (CO2).

Es el caso de Volvo Trucks, la división de camiones de la famosa empresa de automoción, que ya está realizando pruebas para usar un nuevo biocombustible llamado bio-DME, un combustible que procede de la biomasa. Una forma de producir carburante para sus camiones de forma renovable y emitiendo mucho menos carbono.

De momento, hay diez camiones en los que se está probando el nuevo biocombustible. Estos diez camiones circulan por Suecia, país de origen de la marca Volvo. Las emisiones de estos camiones se reducen en un 95% si se comparan con camiones que funcionan con diésel.

Según Lars Mártensson, director de la división de Medio Ambiente de Volve Trucks, el nuevo biocombustible tiene un enorme potencial. El bio-DME es dimetiléter procedente de biomasa, de madera, en este caso. Aunque también se puede producir a partir de desechos procedentes de la agricultura. Por tanto, es un biocombustible de segunda generación, ya que no compite con la producción de alimentos.

Camiones adaptados

Según los cálculos de la propia empresa, el bio-DME podría sustituir a la mitad del diésel que consumen en la actualidad los vehículos comerciales europeos. El bio-MDE que usa Volvo procede un un producto llamado licor negro, que se consigue gracias a la pulpa de la madera. De momento, los conductores que han probado el nuevo biocombustible no notan cambio significativos con el diésel tradicional. Continúan con su trabajo sin prácticamente emitir gases contaminantes. Además, el motor emite menos ruido.

Uno de los conductores que está probando el biocombustible, asegura que puede recorrer hasta 650 kilómetros con un solo depósito de bio-DME. Lleva probando el carburante ecológico desde septiembre de 2011. Su camión, un Volvo FH 440, ya sido adaptado para aceptar este nuevo biocombustible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *