Nuevo material que absorbe CO2 a bajo coste


Científicos de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, han descubierto un material novedoso que, utilizado con técnicas sofisticadas, puede ser útil en la lucha contra el calentamiento global. El Consejo Europeo de Investigación (CEI) financió, en parte, este estudio con una subvención de 2,5 millones de euros. Es el proyecto Coordspace (“Espacio de la química de la coordinación: extracción, almacenamiento, activación y catálisis”).

Los resultados han sido publicados en la revista Nature Chemistry y demuestran que el novedoso material, denominado NOTT-300, puede convertirse en una alternativa a las técnicas de absorción de dióxido de carbono (CO2).

El nuevo material se podrá utilizar, según el equipo de investigación, para capturar compuestos de carbono mediante diversas técnicas y reducir, de este modo, las emisiones de CO2, contribuyendo así a la disminución de los gases de efecto invernadero y contribuyendo a mitigar el cambio climático. El investigador jefe, el profesor Martin Schröder, señala que el material ofrece la posibilidad de desarrollar un sistema de captación de “quita y pon”, mucho más barato que los desarrollados hasta ahora.

Además, permitiría la separación de gases, de modo que se puede extraer el CO2 o gases ácidos como el dióxido de azufre (SO2) para usarlos en otros procesos.

Hay una necesidad ineludible de eliminar la huella de CO2 creada por la actividad humana para mitigar los efectos negativos que ejerce el cambio climático. Por tanto, hay que desarrollar estrategias eficaces para eliminar este CO2 utilizando materiales alternativos con alta capacidad de adsorción, alta selectividad hacia el CO2 y alta capacidad de regeneración. Todo ello, además, a un coste razonable.

Los científicos creen que el NOTT-300 reúne todas esas características. Así, podría favorecer la sostenibilidad química y medioambiental. En cuanto al coste, el material se sintetiza a partir de sustancias orgánicas relativamente simples y baratas. El único disolvente es el agua.

El material presenta una elevada absorción de CO2 y de SO2, comenta el investigador. Para el SO2, constituye el material con mayor absorción que se haya documentado hasta ahora. Además, es selectivo para ambos gases, mientras que la adsorción de otros gases como el hidrógeno, el metano, el nitrógeno y el oxígeno es muy baja o nula. El NOTT-300 es estable en agua y resistente a temperaturas de hasta 400 ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *