Pamplona evita 5.500 toneladas de carbono con buenas prácticas medioambientales


Pamplona, la capital navarra, está luchando contra el cambio climático reduciendo las emisiones de dióxido de carbono (CO2). En total, ha evitado que 5.500 toneladas de CO2 se emitan a la atmósfera sólo poniendo en práctica un cambio de hábitos de consumo, de transporte y de vida de mil ciudadanos y empresas durante un año.

Hablamos de la campaña Compromiso, organizada en 2009. Ha sido una campaña que formaba parte de un proyecto europeo llamado Engage. En este proyecto, han participado doce ciudades de doce países. El objetivo era implicar a los ciudadanos para que cambien sus hábitos de forma que logren una reducción de emisiones de carbono.

En Pamplona, esas mil personas e instituciones se comprometieron públicamente a favor de la sostenibilidad a través de 450 carteles en los que aparecían compromisos concretos de la ciudadanía como un mayor uso de la bicicleta o ir caminando al trabajo o a las actividades de ocio o que las madres informaran a sus hijos de la importancia de respetar el medio ambiente. Acciones, como vemos, de fácil puesta en práctica.

En total, al acabar la campaña, se ha logrado evitar la emisión de 5.500 toneladas de CO2. El cálculo se ha realizado analizando el consumo de electricidad, agua caliente, calefacción, el uso del transporte público y privado, así como los vuelos en avión, y, en general, controlando los hábitos de consumo y alimentación. De media, se consiguió una reducción del consumo de un 9% (0,6 toneladas menos per capita) durante un año. El transporte privado se redujo un 27% y, el aéreo, un 23%. Esos dos son los sectores que más emisiones aportan: un 50% del total.

Como plantar 611.000 árboles

Las cuatro empresas y entidades implicadas en el proyecto fueron Volkswagen Navarra, que se comprometió a transportar coches por tren en vez de por carretera, Thompson-Reuters Aranzadi, que mejoró la eficiencia energética en sus instalaciones, Unicef Comité-Navarra, que desarrolló un proyecto de educación ambiental a través de la Semana de la Infancia, y el equipo de fútbol sala Triman, que ha evitado siete toneladas compartiendo coche para ir a los entrenamientos. En total, evitaron la emisión de 522 toneladas de CO2.

Este ahorro de emisiones es comparable a la plantación de 611.000 árboles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *