El lago Ellsworth, en la Antártida, será “profanado”

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El lago Ellsworth es un lago subglacial que se encuentra en la Antártida. Se esconde bajo unos 3, 4 kilómetros de hielo. Se calcula que tiene una extensión de unos diez kilómetros de largo y una profundidad de unas decenas de metros. Muchos científicos creen que cabe la posibilidad de que allí se encuentren formas de vida únicas y desconocidas hasta ahora, conservadas en hielo.

En marzo de 2009, científicos del Natural Environment Research Council recibieron los permisos para explorar el lago Ellsworth, convirtiéndose en una investigación pionera, ya que usarán métodos que impidan cualquier tipo de contaminación externa al lago. ¿Qué depararán las muestras recogidas en tan especial lago?

Nunca antes se habían tomado muestras de agua no contaminada en un lugar tan lejano a la superficie. Los investigadores se preguntan, en especial, si a esa profundidad y en esas condiciones será posible encontrar microorganismos. Por otra parte, llevar a cabo la toma de muestras en un lugar como la Antártida ya supone un reto en sí mismo.

Para añadir más dificultad al proyecto, el material científico debe ser esterilizado durante todo el tiempo, pues se trata de no contaminar un agua que se conserva absolutamente pura desde hace millones de años. Para ello, el equipo científico prepara un taladro de agua caliente que será usado para abrir un hueco desde la superficie de hielo de la Antártida hasta el lago, a varios kilómetros de profundidad.

Millones de años sin que el ser humano lo haya contaminado

Ha sido un largo proceso en el que, en cada fase, se tenía que cumplir una condición esencial: no contaminar el material. Así, primero desarrollaron el material, después lo mantuvieron limpio y, por fin, lo trasladaron a la Antártida sin que se ensuciara. Ya sólo queda perforar el hielo para extraer las muestras.

En el lugar donde se va a llevar a cabo el proceso, hay una montaña de 270.000 litros de nieve, necesaria para producir agua para la operación. El agua será filtrada para eliminar los microbios existentes y, después, revisada con luz ultravioleta y calentada a 90 ºC. Sólo entonces, será trasladada al taladro para derretir el hielo y llegar al lago.

La operación realizada con el taladro, si todo va bien, durará cinco días. El hueco a lo desconocido estará abierto no más de 24 horas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *