Los icebergs, grandes aliados para frenar el calentamiento global

Iceberg
El estudio del cambio climático nos depara constantes sorpresas. En este caso es positiva, esperanzadora incluso, una excepción que ha pasmado a la ciencia. De forma insospechada, el deshielo está teniendo un efecto beneficioso para combatir el calentamiento global.

Según concluye una investigación de Nature Geoscience los icebergs más grandes que se desprenden de la Antártida ayudan a frenar el calentamiento global conforme van derritiéndose. Se trata, en realidad, de un efecto indirecto que provoca una floración oceánica.

Floración oceánica, un gran sumidero

El estudio se basó en imágenes satelitales que siguió 17 icebergs que iban a la deriva entre 2003 y 2013, comprobando visualmente cómo gracias al viento y a las corrientes marinas se las áreas verdes se extendían mucho más de lo esperado.

De acuerdo con el estudio, al derretirse estas enormes masas de hielo desprenden un hierro y otros nutrientes que fertilizan las algas y otros organismos que absorben gases de efecto invernadero. En concreto, capturan dióxido de carbono, con lo que son un aliado natural inesperado.

Teniendo en cuenta que estos icebergs son enormes, en ocasiones con un tamaño similar al de la isla de Manhatan, el efecto de esta floración oceánica puede ser significativa. Hasta tal punto que, de una primera idea que les atribuía un pequeño impacto en el estudio han descubierto que los resultados superaron los 1.000 kilómetros.

La fertilización oceánica que se produce tras el paso de los icebergs antárticos provoca una floración oceánica que se traduce en un sumidero muy efectivo. Los científicos estiman que este fenómeno absorbe 10 millones a 40 millones de toneladas de carbono anuales. Es decir, una cifra similar a las emisiones anuales de países como Suecia o Nueva Zelanda. Su existencia permite que el crecimiento de las emisiones no supere el 2 por ciento por año. “Sin ellos, éstos hubieran sido aumentado hasta un 2,2 por ciento”, explican.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *