Un tercio de las emisiones de CO2 acaba en los océanos

CO2-oceanos
Diferentes estudios e investigaciones han puesto de manifiesto en sucesivas ocasiones la importancia de océanos y mares para absorber carbono. Sin embargo, ahora, han salido a la luz nuevos datos que constatan que su papel es todavía mayor porque concentran un nivel que es superior al que inicialmente se estimaba.

Los datos

Una nueva investigación liderada desde la Universidad Heriot-Watt, en Escocia, ha puesto de manifiesto que alrededor de un tercio de las emisiones de carbono que están relacionadas con la actividad de las personas está siendo arrastrada a los océanos.

Es decir, que alrededor de tres gigatoneladas anuales acaban en el agua. Una cantidad que es muy superior a la que se había calculado con anterioridad. En concreto, es más de la cuarta parte estimada hasta el momento. Un dato con el que, a su vez, los investigadores consideran que se ha subestimado la capacidad de absorción de CO2 de los océanos.

Este mayor nivel o tasa de absorción tiene, evidentemente, consecuencias. La primera de ellas es que se produce una acidificación del océano mucho más rápida por la mayor cantidad de dióxido de carbono que se disuelve en estas aguas.

CO2-oceanos
Pero, además, también se observan efectos y problemas fruto del calentamiento de las aguas oceánicas –en parte por esta absorción de CO2-, que está generando a su vez el aumento del nivel del mar por la expansión térmica y la fusión del hielo continental.

El estudio

Para realizar este cálculo, la investigación ha utilizado nuevos conocimientos sobre los procesos de transferencia en la superficie del mar. Por ejemplo, se han utilizado datos del Surface Ocean Carbon Dioxide Atlas a raíz de una colaboración internacional en un curso para compilar mediciones de CO2 en la parte superior de los océanos.

La investigación igualmente ha empleado satélites desarrollados por la ESA como el SMOS (serie MetOp y Copernicus Sentinel-3) para obtener mediciones de salinidad y de la velocidad del viento y temperatura en la superficie del mar.

Artículos relacionados:

Así es la calculadora de eficiencia energética que ayuda a reducir las emisiones de CO2

Detectar la fuga de CO2 en el fondo marino es clave para frenar el cambio climático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *