Decenas de miles de nacimientos de osos polares

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Quizá haya una esperanza para el oso polar. Según la organización ecologista WWF Rusia, entre 4.500 y 5.000 cachorros de oso polar nacieron los últimos días del año 2012 en el Ártico, según informó el ecologista Víctor Nikiforov, que trabaja para la organización en un proyecto llamado Patrulla de Oso, que trata de salvar a la especie.

Dicha cifra se ha calculado teniendo en cuenta los datos que maneja la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y que señalan que la población mundial de osos polares estaría entre los 20.000 y los 25.000 ejemplares. En total, habría 19 subgrupos de osos.

Según científicos y ecologistas, los nacimientos de esta especie ocurren, por lo general, a finales de año. Dentro de las madrigueras excavadas en la nieve de todo el Ártico, las hembras dan a luz a las diminutas crías, que sólo alcanzan un peso de 500 gramos. Durante tres o cuatro años, las crías se van convirtiendo en uno de los mayores depredadores terrestres. Finalmente, cuando alcanzan la madurez, llegan a pesar hasta 750 kilogramos de peso y tienen una longitud de hasta 3,3 metros.


El proyecto Patrulla de Oso de WWF Rusia se desarrolla desde hace cinco años. Bajo el auspicio de dicho proyecto se organizan grupos de voluntarios para hacer el seguimiento de una población local de oso polar, una especie que figura en la Lista Roja de Especies Amenazadas. Se trata de ayudar a luchar contra la caza furtiva y realizar programas de educación ambiental entre los residentes locales.

El hábitat se reduce por el calentamiento global

La población de osos polares en el Ártico ruso se estima que alcanza entre los 5.000 y los 6.000 ejemplares, aunque los datos no son precisos. Las subpoblaciones de oso polar que habitan Rusia son las menos estudiadas del mundo.

El calentamiento global se ha convertido en la gran amenaza para la especie. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el hábitat de la especie podría verse reducido en un 42% en las próximas décadas debido al deshielo del Ártico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *