El cambio climático cambiará la dieta de muchas personas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si, como se espera, la temperatura global continúa subiendo, no será posible alimentar a toda la gente que viva en este planeta. Se espera que, para 2020, la temperatura haya aumentado en 2,4 grados, lo que supondrá, según un informe elaborado por la argentina Fundación Ecológica Universal, que millones de personas mueran de hambre. El calentamiento global y el crecimiento de la población es una bomba de relojería que no se detiene.

En 2020 poblarán el planeta 900 millones personas más y se llegará a una población total de casi 8.000 millones de personas. La producción global de alimentos no será suficiente para atender la demanda de tanta gente.

La filial estadounidense de la organización Fundación Ecológica Universal es la que ha elaborado este estudio. Su directora ejecutiva, Liliana Hisas, ha señalado que, desde que se conoce el problema del cambio climático, las políticas sólo se han ocupado de reducir las emisiones de dióxido de carbono. Sin embargo, no se aborda el problema de la falta de alimentos que van a causar las condiciones climáticas más extremas.

Sequías, inundaciones, tormentas, huracanes, fenómenos meteorológicos que serán cada vez más fuertes y que destrozarán muchas cosechas. En ese año 2020 del que se habla en el estudio habrá un déficit del 14% en la producción y la demanda de trigo, del 11% en el del arroz y del 9% en el del maíz. No se están produciendo los cambios necesarios para que esto no suceda.

Según el informe, Europa será la única región del mundo donde disminuirá la población (aunque, ante la imposibilidad de vivir en otros lugares a causa del hambre, de los conflictos bélicos o del clima, sería lógico pensar que habrá más inmigración hacia el citado continente). Pero, en Europa, sólo están el 20% de las tierras agrícolas del mundo, y además, no están equitativamente repartidas: la Federación Rusa posee el 44% de esas tierras y Ucrania el 12%.

En cambio, en América Latina y el Caribe crecerá la población hasta un total 657,7 millones de personas en 2020. En cuanto a la tierra cultivable de esta región, el 82% se verá afectada por el cambio climático, sobre todo, por la dificultad cada vez mayor de disponer de agua y las precipitaciones inesperadas y copiosas en áreas secas. En esta región, pues, el rendimiento general de los principales cultivos, esto es, trigo, arroz, maíz y soja, disminuirán entre un 2,5 y un 5% hacia 2020.

Esta problemática no se va a resolver sólo con la disminución de las emisiones de dióxido de carbono. Hay que cambiar la mentalidad de la gente (y esto es mucho más difícil) para que cambie sus dietas y tendencias de consumo de alimentos, incluyendo, sobre todo, un mayor consumo de verduras y legumbres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *